Nacional

Encuentran cuerpo “que coincide absolutamente” con Tomás Bravo tras nueve días de intensa y angustiante búsqueda en Arauco

El niño de 3 años y siete meses había desaparecido el pasado 17 de febrero en el sector de Caripilún, Región del Biobío. Se detuvo como principal sospechoso del hecho a Jorge Eduardo Escobar Escobar, su tío abuelo.

Agencia Uno
Por María Paz Núñez
Con información de Marcelo Castro
Viernes 26 de Feb, 2021 - 14:51
Actualizada el Viernes 26 de Feb, 2021 - 18:29
Compartir

Tras nueve días de una intensa y angustiante búsqueda, el Ministerio Público confirmó que se encontró el cuerpo de un  niño que “coincide absolutamente” con el menor de 3 años y siete meses, Tomás Bravo Gutiérrez, a quien se le había perdido el rastro el pasado miércoles 17 de febrero en el sector de Caripilún, en la provincia de Arauco, Región del Biobío.

Los restos del niño fueron encontrados en el Río Raqui, cerca de un galpón ubicado 2 kilómetros al norte de la casa de la familia, según indicaron fuentes de la Policía de Investigaciones (PDI) que ha trabajado en las labores de rastreo.

La edad, estatura, pelo, son absolutamente coincidentes con lo que dice la familia“, confirmó este viernes el fiscal a cargo de la investigación, José Ortiz, quien además indicó que se detuvo a Jorge Eduardo Escobar Escobar, tío abuelo del niño y con quien estaba el día que se reportó su desaparición.

La PDI además indicó que Escobar Escobar pasará a control de detención este sábado, mientras que se indagará en un principio el delito de homicidio simple.

Nueve días de búsqueda

La investigación a cargo del Ministerio Público se trabajó en cuatro líneas distintas y como “presunta desgracia” en sus inicios, mientras que por su parte, la Defensoría de la Niñez presentó la semana pasada una querella contra quienes resulten responsables del delito de “sustracción de menores”.

Además, durante los últimos días, el Juzgado de Garantía de Arauco había autorizado a la fiscalía a acceder y revisar el tráfico de llamados y los mensajes enviados y recibidos por los teléfonos celulares de los padres de Tomás Bravo Gutiérrez, y del tío abuelo del niño.

En tanto, el tribunal también ordenó el secreto de 40 días de la carpeta investigativa, para evitar filtraciones de datos sensibles.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto