Política

País ADN: panelistas analizan la semana política marcada por las disculpas reiteradas de los ministros

El sociólogo Gonzalo Muñoz, la ex subsecretaria de Prevención del Delito Katherine Martorell y el Ph.D. en Ciencia Política Marcelo Mella fueron los panelistas de la jornada.

Por Diego Bravo
Viernes 05 de Ago, 2022 - 21:44
Compartir

La semana política estuvo marcada por las disculpas: las del minsitro de Economía, Nicolás Grau, y los efectos del panorama económico actual en las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes); las de la ministra del Interior, Izkia Siches, a los parlamentarios que, asumió, se habían pegado en la cabeza; pero quizás la con mayores implicancias por el trabajo en el Congreso, las del ministro Secretario General de la Presidencia, Giorgio Jackson, y la distancia moral que tomó de sus antecesores en el cargo (y de otras generaciones).

De los efectos y consecuencias conversaron este viernes en País ADN los panelistas invitados: Gonzalo Muñoz, Katherine Martorell y Marcello Mella.

Muñoz es sociólogo y magíster en Sociología, fue jefe de la División de Educación General del ministerio de Educación de Chile (2014-2016) y hoy se desempeña como investigador de la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales.

Martorell es abogada, militante de Renovación Nacional. Durante el gobierno del expresidente Sebastián Piñera, fue subsecretaria de Prevención del Delito. 

Mella es cientista político, Ph.D. en Estudios Americanos y académico del Departamento de Estudios Políticos USACH.

La cultura del perdón

“Se han cometido algunos errores, varios de ellos se han reconocido”, señaló de entrada Mella. Luego añadió: “Reconocerlos es importante y no es propio de la cultura política, pero evidentemente afectan lo cotidiano y la confianza en la clase política”.

En esa línea, apuntó a un contexto que promovería estas situaciones: “Estamos en un momento muy tenso, de muchísimo debate e intensifica las posibilidades de error. Es una oportunidad: a un mes del plebiscito, que marcará un antes y un después del Gobierno, es un buen mes para hacer una reflexión interna, corregir lo que hay que corregir, enmendar el rumbo y generar condiciones para retomar la agenda”.

Para la ex subsecretaria Martorell, hay algo de lapsus linguea, sobre todo en lo de Jackson: “Siento que el ministro Jackson bajó la guardia en su comentario: no siento que sea algo que no piensa. Efectivamente fue pensamiento hablado. Pensar en un segundo tiempo me parece muy pronto. Están empezando”.

Los efectos, apuntó, podrían mermar aún más la credibilidad: “Estamos enfrentando una situación compleja desde la perspectiva de la autoridad: cuando tenemos ministros que piden y piden perdón, va quitando legitimidad respecto al rol de la autoridad. Empezamos a sentir que carecemos de autoridades. Creo que la ministra Siches está en una situación muy compleja, el ministro Jackson también. Y qué le queda al Presidente Boric”.

Mella, en tanto, apeló a la diferencia generacional: “Tomando en consideración la clase política que se empieza a retirar el 18 de octubre, que tiene tres décadas de carrete, evidentemente se trata de gente que uno pueda esperar ciertos errores, cierta incapacidad de contener ciertas declaraciones que le hacen un flaco favor al Gobierno”.

Así, señaló que estos hechos tensionan, sobre todo, los diálogos con el Congreso. Lo que, agregó luego, podría afectar la cohesión en el mismo oficialismo: “Lo importante, a propósito de estos errores, comienza a jugarse en una cancha done el punto de llegada es el horizonte. En los tres años que quedan es llevar a cabo los compromisos a futuro. Lo que se necesitará es la unión y la convergencia de fuerzas que tienen la capacidad de cambiar el país, pero no se agota en este Gobierno (…) Es sano para la democracia las diferencias entre coaliciones”.

Plebiscito

Las acusaciones de intervencionismo han sido también parte de lo que ha marcado la campaña informativa, de cara al plebiscito del 4 de septiembre. Una línea delgada, señaló Gonzalo Muñoz, y por lo que “va a ser importante lo que dirá la Contraloría. Hay que ser rigurosos y separar los planos, pensando en el post 4 de septiembre. Más allá del esfuerzo que hace el oficialismo para mejorar cosas importantes de la Constitución en caso que se apruebe, se ha asumido un compromiso. Además, parte importante del debate es la claridad y lo que ocurrirá en la legislación. Pero hay que hacerlo con calma”.

Marcelo Mella, por su parte, consideró que la actitud del Ejecutivo “tiene efectos para un ministro que maneja las relaciones políticas en el Congreso”.

Katherine Martorell, reconocida simpatizante del Rechazo, planteó su propuesta: “Me gustaría un comité de experto con una integración lo más diversa posible. Un plebiscito que estuviera fórmulas y desde ahí se eligiera”.

Mella, en tanto, resumió que la propuesta actual “no va a dar el ancho” y que su propuesta es la de una Convención Constitucional con una composición distinta, con paridad, pero por ejemplo, con las listas independientes: hay que pedir que sean organizaciones duraderas. Hubo un autogol en el inicio el que pasa la cuenta”.

Muñoz, finalmente, fue más amplio y apeló a una propuesta para “hacerlo igual de democrático (como la Convención), no menos democrático”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto