Política

Interrupciones, lobby y rivalidad: así fue el segundo debate presidencial televisivo de cara a las elecciones 2021

Seis de los siete candidatos participaron en el encuentro, marcado por las críticas por el formato y las recriminaciones entre los abanderados.

Canal 13
Por Pamela De Vicenzi
Martes 12 de Oct, 2021 - 01:24
Compartir

Durante la noche del lunes y hasta la una de la madrugada de este martes se prolongó el segundo debate presidencial televisivo, que se realizó a un mes y medio de las elecciones generales 2021. El encuentro que transmitieron TVN, Mega y Canal 13 tuvo una cuota mayor de recriminaciones y no faltaron las críticas respecto del formato.

Quien concentró la mayor parte de los cuestionamientos fue el periodista Matías del Río, debido a sus intervenciones y muy especialmente por el momento que protagonizó junto a Eduardo Artés, quien realizó un gesto de silencio, con el puño en alto, en memoria de la estudiante de derecho Denisse Cortés. Los otros moderadores fueron Mónica Pérez (Canal 13) y Juan Manuel Astorga (Mega.

Además del candidato de Unión Patriótica, participaron nuevamente Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social), Sebastián Sichel (Chile Podemos +) y José Antonio Kast (Partido Republicano).

Ya todo un experimentado en candidaturas presidenciales, el abanderado del PRO, Marco Enríquez-Ominami, tuvo su primer debate televisivo de cara a las elecciones de noviembre, ya que en el anterior no pudo asistir por encontrarse en cuarentena. En otra vereda, Franco Parisi (Partido de la Gente) permanece en Estados Unidos y la regla era estar presencial, por lo que no participó.

En general, el debate careció de limpieza y agilidad en los tiempos. El formato tuvo muchas interrupciones y los 12 minutos de conversación libre se extendieron inevitablemente. Por supuesto, hubo acuerdos explícitos e implícitos en cuanto a programas, en el caso de Boric, ME-O, Artés y Provoste. No así en Sichel y Kast, cuyas diferencias estuvieron muy marcadas. Este debate presidencial televisivo despejó algunas dudas de cara a las elecciones 2021, pero no hubo conformidad en cuanto a su contenido.

Primer round: gobernabilidad, el INDH y la zanja

Luego de las presentaciones, los moderadores realizaron una serie de preguntas a los candidatos sobre la gobernabilidad, aunque en realidad fue una recapitulación de los hechos que han protagonizado en los últimos días. En el caso de José Antonio Kast, se le preguntó sobre un eventual retiro de Chile de las Naciones Unidas (ONU). “Decir que nos queremos retirar. Los derechos humanos son de todas las personas. Los derechos humanos también corren para los Carabineros de Chile”, sostuvo el candidato del Partido Republicano.

A Boric se le preguntó sobre el impasse que tuvo con Daniel Jadue en redes sociales, mientras que Yasna Provoste fue consultada sobre la preferencia de Maya Fernández al abanderado de Apruebo Dignidad. Mientras, ME-O debió responder si era o no asesor del presidente de Argentina, Alberto Fernández. Sebastián Sichel, por la tendencia a la baja en las encuestas. A Eduardo Artés le tocó una pregunta más simple, lo que se asumió como no sabido: los tres ejes de su programa de gobierno.

Otros temas que se abordaron fueron la situación de la macrozona sur y especialmente en La Araucanía, y la muerte de Denisse Cortés.

Sin embargo, llamaron la atención los emplazamientos de Kast y Sichel contra Boric. “No estoy de acuerdo que digas hoy día que te duele la muerte de una persona que murió en las protestas, y ayer tu vocera, Camila Vallejo, salió acusando a Carabineros de Chile, los que nos cuidan, nos protegen, los que deberíamos defender no se pueden acusar cuando uno va a hacer autoridad directamente”, señaló el candidato de Chile Vamos, en alusión a la muerte de la estudiante de derecho tras ser herida en una marcha.

También se abrió una polémica sobre la existencia del Instituto Nacional de Derechos Humanos, que Kast propuso cerrar: “Hemos planteado que tiene que haber una reformulación, y para hacer una reformulación, creemos que hay que cerrar el actual (INDH) porque claramente no está cumpliendo en sus fines”.

“No comparto muchas de las afirmaciones y si se dio alguna violación a los derechos humanos, eso debe ser aclarado y juzgado por los tribunales de justicia“, sostuvo el abanderado del Partido Republicano. Luego fue increpado por Boric: “Una pregunta de formato. Cuando un candidato miente flagrantemente, ¿se le puede hacer ver, como el caso de Kast?“.

La propuesta de la “zanja” de Kast también fue materia de discusión. “Yo habría esperado que el Presidente tempranamente, hubiese hecho lo posible, por ejemplo, con maquinas retroexcavadoras de hacer una zanja y señalarle a la gente que quiere entrar de manera ilegal que hay un límite, que a veces no se nota en el altiplano”, afirmó.

Segundo round: el regreso del “cara a cara”

La modalidad de preguntas cruzadas fue con dos tarimas, frente a frente y con tómbola, lo que causó hilaridad en redes sociales por su semejanza a los “cara a cara” de Protagonistas de la Fama. Y no estuvo lejos de un contenido de reality show, ya que no faltó la polémica en dicha instancia.

Artés le preguntó a Kast sobre la situación en la macrozona sur y cómo enfrentará el “baño de sangre” que se producirá ante una militarización en la zona. “Hoy día el único baño de sangre que hay es el de las víctimas“, contestó el candidato republicano.

Otro cruce que llamó la atención, y que fue muy comentado en redes sociales, fue el de Yasna Provoste y Sebastián Sichel. De hecho, la candidata DC aprovechó de devolverle la mano citando una situación que se produjo en el debate anterior, cuando le preguntó sobre el lobby.

¿Hiciste lobby por el gas también o no?“, preguntó la senadora. “¿Cuántos años has trabajado en el sector público? 30 años, los únicos años que no trabajaste en el sector público fue porque te destituyeron“, le repasó Sichel. “Sí, pero no fui lobbysta”, contestó Provoste. “Te destituyeron por hacer muy mal tu trabajo”, añadió Sichel.

Luego, el exministro señaló que “fui abogado orgullosamente y me he desempeñado más de la mitad de mi vida como abogado y la verdad, me impresiona cómo gente como tú hasta el día de hoy recibe un sueldo de casi dos millones de pesos por estar acá, no entiende y ataca al sector privado”.

Soy senadora de la República, cumplo con mi tarea y yo creo que el único gráfico donde tú estás arriba respecto de todas las candidaturas es con los aportes de privados, por eso te pregunto si hiciste lobby por el gas también”, recalcó la candidata. “No he tenido como cliente ninguna empresa del gas“, finalizó Sichel.

Tercer round: paraísos fiscales, cuarto retiro y el programa que no tiene precio

Durante el debate presidencial salieron a la luz distintos temas de contingencia, como las investigaciones sobre paraísos fiscales, el cuarto retiro que se discute en el Senado y las medidas económicas de cada candidato.

“Estoy dispuesto a avanzar en el cuarto retiro en la medida que aprobemos que se retire el 100% y que cada uno, libremente, elija quien le va administrar esos fondos en el futuro”, señaló Sichel. “Esto es una política que no nos gusta en donde tenemos que ser capaces es de atenuar las consecuencias negativas que tiene la situación de los retiros”, indicó Provoste.

La tensión, eso sí, estuvo centrada en Gabriel Boric y José Antonio Kast, ya que el primero le enrostró la denuncia en torno a los Panamá Papers.

“Cuando tú hablas de patriotismo y cuando buscas defender permanentemente a los chilenos, y tus bots en redes sociales están permanentemente aludiendo a eso, yo me pregunto qué pensarán de una persona que busca permanentemente eludir impuestos en sociedades en Panamá mediante un notario“, increpó el diputado por Magallanes.

A lo que Kast respondió: “Te he planteado, y por Twitter, te invité a debatir de ese tema precisamente (…) debatamos también y abramos nuestras cuentas bancarias, nuestras fichas clínicas y hagámonos un test de drogas todos“.

Una curiosa declaración de Eduardo Artés, cuando fue consultado por Juan Manuel Astorga sobre cuánto cuesta su programa de gobierno, también llamó la atención. “No sé, porque mi forma de ver aquello es muy distinta a la suya“, sostuvo el candidato de Unión Patriótica.

Bonus track: el humor irónico de ME-O

En su debut, aunque con experiencia en debates presidenciales, Marco Enríquez-Ominami optó por increpar a los otros candidatos, fiel a su estilo. Aunque también fue muy crítico por las respuestas entre sus rivales. “Pelean muchos y yo no escucho propuestas concretas”, dijo en un momento. “Eché de menos más un debate presidencial y no un debate de consejo de curso“, señaló tras el fin del debate presidencial televisivo.

Pero también y a su manera siguió el juego del debate. La derecha lo va a deportar de su sector, pero puede volver a la DC”, le dijo ME-O a Sichel. “Bolsonaro para mí es un bárbaro, pero me juntaré con él para ver cómo resolvemos esto”, sostuvo, en alusión a cómo resolver la crisis migratoria.

También tuvo dardos para el Presidente Sebastián Piñera, cuya acusación constitucional en su contra por parte de la oposición también fue tema. “Presidente Piñera, usted no tiene que ser protagonista esta noche, estamos cansados de usted”, dijo Enríquez-Ominami. “Creo que el proceso de vacunación de Piñera fue bueno. Es un gran vacunador, es lo único que le reconozco“, lanzó con ironía en su diálogo con Sichel.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto