Política

Fuego cruzado y frases desafortunadas: así fue el primer debate presidencial televisivo de cara a noviembre

Cinco de los siete candidatos participaron en el encuentro que Chilevisión y CNN Chile organizaron a dos meses de las elecciones. Como era de esperarse, la discusión se centró más en las palabras cruzadas más que en los programas de gobierno.

Chilevisión – CNN Chile
Por Pamela De Vicenzi
Jueves 23 de Sep, 2021 - 00:35
Actualizada el Jueves 23 de Sep, 2021 - 00:48
Compartir

La noche de este miércoles se realizó el primer debate presidencial televisivo, a dos meses de las elecciones de noviembre, que reunió a cinco de los siete candidatos inscritos legalmente en el Servicio Electoral (Servel).

Incluso pesó más el meme que el argumento, con alusiones a Celebrity Deathmatch en las redes sociales, aquel mítico programa de MTV que hacía pelear a los famosos. Gabriel Boric, Sebastián Sichel y Yasna Provoste ya tenían experiencia en estos encuentros, debido a que tuvieron su proceso de primarias.

No eran debutantes, pero fue su primer debate televisado del año, y justamente pertenecen a los dos extremos políticos: Eduardo Artés, representante de Unión Patriótica, y José Antonio Kast, abanderado del Partido Republicano.

Cabe señalar que Marco Enríquez-Ominami se encuentra en cuarentena tras regresar de un viaje al extranjero, por lo que no pudo participar. Tampoco lo hizo Franco Parisi, quien permanece en Estados Unidos en medio de la polémica por su deuda por pensiones alimenticias.

Lo cierto es que los canales hermanos de Turner privilegiaron la presencialidad, dadas las características de un debate de esta envergadura.

Previsiones, salud y el aborto

La primera parte estuvo centrada en la discusión sobre los retiros de fondos de las AFP y el sistema previsional, en lo que no hubo novedades por parte de los candidatos. Las posturas de Sichel, Provoste y Boric ya se conocían, a las que se sumaron Kast con el peligro de la inflación y Artés con la “intromisión inaceptable de las aseguradoras norteamericanas”.

Luego fue el turno de la gobernabilidad, en la que hubo menciones a la Convención Constitucional, el estallido social y una polarización política en los tiempos actuales.

En materia de salud hubo un mayor consenso y mayor exhibición de programas de gobierno, centrados en las mejoras al sistema público, aunque con algunos matices.

El único tema valórico que se abordó fue el del aborto, ya que Kast aseguró que “en los países donde hay aborto libre, la tasa de mortalidad materna es mucho más alta“, información que le pidieron respaldar y no lo hizo.

En esa línea, Provoste reiteró que “junto con manifestar nuestro apoyo a la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas, vamos a realizar un programa ambicioso en materia de derechos sexuales y reproductivos“.

Los trapos al sol y el regreso de Wikipedia

En el momento de las preguntas entre los candidatos, reinaron las recriminaciones y pasados políticos. Por ejemplo, a Gabriel Boric se le recordó cuando en 2019 fue increpado por utilizar una polera alusiva al asesinato de Jaime Guzmán.

Fue el propio José Antonio Kast quien sacó a relucir este hecho, junto con afirmar que “me siento orgulloso de mi pasado y nunca lo he renegado“, al ser apuntado por sus vínculos con el Sí, Augusto Pinochet y su militancia en la UDI, que finalizó en 2016.

Uno de los puntos más fuertes, y quizá más comprometedores para Yasna Provoste, fue el momento en el que ella le preguntó a Sebastián Sichel sobre el impuesto a los “súper ricos” y su vínculo con el sector privado, información que -tal como lo mencionó la propia senadora- sacó de Wikipedia.

Junto con criticarla por la fuente de información, Sichel respondió a dicha pregunta que “no estoy de acuerdo con el impuesto a los súper ricos. Hay que subir los impuestos a actividades dañinas, hay que bajar los impuestos a las empresas, hay que dejar de ahogar a la gente con impuestos“.

Luego, Provoste fue increpada por Kast sobre la acusación constitucional que debió enfrentar y por la que fue destituida como ministra de Educación. “Usted ha hecho de la mentira una base muy importante, usted llevó adelante una acusación constitucional en mi contra“, contestó la senadora al candidato republicano.

También llamó la atención la respuesta de Eduardo Artés sobre si apoyará o no a Gabriel Boric en una segunda vuelta. “Pareciera ser que estamos leyendo programas distintos. Que yo sepa, el señor Boric no está por la superación de la sociedad capitalista ni tampoco tiene un programa anti-imperialista“, dijo el abanderado de Unión Patriótica.

En los minutos finales no hubo mayores novedades y el debate presidencial televisivo llegó a su fin. Cabe preguntarse, tras este primer encuentro, qué pasará con el 50% de los encuestados CEP que no sabrán por quién votar.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto