Nacional

Paro de camioneros provoca kilométrica congestión vehicular en la zona norte de la capital

Las comunas afectadas por la paralización de los transportistas fueron principalmente Quilicura, Lampa y Colina.

Agencia Uno
Por Diego Bravo
Jueves 24 de Nov, 2022 - 09:20
Compartir

El cuarto día consecutivo de paralización por parte de camioneros descolgados de las organizaciones gremiales ha provocado una considerable congestión vehicular en la zona norte de la capital.

En horas de la mañana de este jueves, según daban cuenta en las redes oficiales de las autopistas Central y Vespucio Norte, los camiones detenidos habían afectado el tránsito para las comunas de Quilicura, Lampa y Colina.

Por cierto, el malestar de los usuarios no se hizo esperar.

El Gobierno aseguró, durante la jornada del miércoles, que al menos cinco gremios de camioneros respetaron el acuerdo al que llegaron en conjunto el lunes pasado. En ese sentido, quienes se movilizaban serían pequeños camioneros asociados a las organizaciones, pero opositores a las medidas. 

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, señaló que la facción movilizada exige una reducción de los combustibles por al menos seis meses. Ante esto, puso en contexto las exigencias: “El costo fiscal de reducir en 30% el precio de combustibles y mantenerlo por seis meses es del orden de los US$2.500 millones, si es que los precios de internación se mantienen como hoy están. Si el dólar subiera un 10%, el costo se incrementaría a US$4.500 millones. Si el tipo de cambio subiera a ese 10% y además los precios internacionales de los combustibles volvieran a niveles de hace un mes, el costo fiscal planteado por esta organización subiría a US$6.500 millones”.

“Pensemos que el bono de invierno que se entregó en agosto pasado costó US$1.000 millones, un beneficio que alcanzó a alrededor de 7.5 millones de personas. En otras palabras, en la estimación más conservadora del costo que plantea esta organización, es de dos y medio veces un beneficio que alcanzó a 7.5 millones de personas. El presupuesto de la salud primaria, otro ejemplo: es de US$3.000 millones. O sea, en su versión más conservadora, esta demanda equivale a todo el presupuesto de la salud primaria. La mitad del crecimiento de gasto público en 2023, en lugar de destinarse a educación, vivienda, salud, reducción de listas de espera en hospitales o aumento de PGU, tendría que destinarse a subsidiar combustibles”, cerró.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto