Música

Los amantes de Tavernay: La historia de amor entre Patricio Manns y Alejandra Lastra

El lazo que comenzó en las calles de París y que luego tuvo cabida en Chile, se mantuvo por más de 40 años.

Libro Conversaciones con Patricio Manns, de Horacio Salinas y Patricio Manns
Por Verónica Villalobos
Sábado 25 de Sep, 2021 - 12:02
Compartir

En luto total se encuentra la industria de la música nacional, tras conocerse que el cantautor insigne de la Nueva Canción Chilena, Patricio Manns, falleció a los 84 años.

A través de diversas participaciones del artista en medios de comunicación, se dio a conocer que el último tiempo de su vida fue complejo, siendo la partida de su esposa, Alejandra Lastra, el infierno más grande que tuvo que sobrellevar.

Corresponde a la realidad. Septiembre del año pasado fue un infierno, y yo estuve ahí, al medio, rodeado de circunstancias muy adversas, tocando fondo como se dice” agregó en entrevista con ADN el pasado agosto.

La relación entre ambos se remonta a una tarde caminando por las calles de París, lugar que fue cuna del comienzo de la historia de amor entre Patricio y Alejandra. Ella, quien no solo se convirtió en su fuente de inspiración, sino que también en su mánager, su productora y la encargada de exponer su obra artística en el último tiempo, sería el “roble” que muchas veces Manns, indicó como indispensable para su vida.

La relación entre Patricio Manns y Alejandra Lastra

“Una tarde de septiembre totalmente inesperada en París, conocí a Alejandra Lastra y toda mi vida cambió”. De esta forma Patricio Manns recordó, en su libro de conversaciones con Horacio Salinas publicado en 2017, el momento en el que conoció a quien se convertiría en su esposa por más de 40 años.

Corría el año 1979, cuando Manns y Lastra comenzaron a salir. Gibraltar fue el escenario en donde empezó su historia de amor, siendo oficializado en 1983 con su matrimonio.

Al poco tiempo de conocerse le compuso la canción “Balada de los amantes del camino de Tavernay”, la cual hace referencia a una calle en la cual ambos vivían.

Es el encuentro de dos amantes, en un lugar de la nueva Ginebra, la niña espera arriba, en el cuarto, afuera hay una noche de lluvia, el tipo llega a caballo y con una manta de Castilla. Es una canción, levemente erótica, ese camino existe y ahora existe la balada” se escucha decir en un registro de uno de los conciertos del artista que data de 1990.

“El cuarto adonde habita mi ruiseñora, se nutre con el ruido de mi demora, los cantos de la calle se están plegando, y el mórbido reloj mira blasfemando” expone parte de la canción.

En agosto de 1990 Alejandra y Patricio llegaron a Chile, 27 años después del exilio del cantautor. En el mismo mes Manns se presentó en el Teatro Teletón y en el Estadio Víctor Jara, en ese entonces llamado Estadio Chile.

Desde que llegaron al país, Alejandra se hizo reconocida por su estrecho lazo con el cantautor, siendo él mismo quien reconoció en diversas oportunidades que la psicóloga era su pilar fundamental. Bajo este contexto, Lastra quedó grabada en la retina de los chilenos, tras participar de forma activa en las entrevistas, hablar con los productores y hacerse cargo de temas logísticos como revisar los contratos del escritor.

Previo a su muerte, Patricio Manns se encontraba preparando el Caupolicanazo, evento que reuniría a diversos exponentes de la música chilena, quienes le rendirían homenaje a su vida y trayectoria el 5 y 6 de noviembre en el Teatro Caupolicán.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto