Música

Exmanager de Los Ángeles Negros tras la muerte de Mario Gutiérrez: “El Festival de Viña es la gran deuda de este país con ellos”

Tulio Bagnara, quien fuera representante del grupo en Chile, conversó con ADN.CL acerca de sus recuerdos con el músico, quien falleció a los 71 años como consecuencia del Covid-19.

Por Pamela De Vicenzi
Jueves 21 de Ene, 2021 - 00:10
Actualizada el Jueves 21 de Ene, 2021 - 00:55
Compartir

“Todavía sigo en shock”, dice al teléfono Tulio Bagnara, manager de Los Ángeles Negros en épocas clave del grupo. El contacto con ADN.CL se produjo minutos después de conocerse el fallecimiento de Mario Gutiérrez, fundador, director musical y emblemático guitarrista del conjunto. El deceso se produjo a raíz del Covid-19, sumado a una enfermedad de base.

Quien fuera representante de la mítica banda nacional —radicada en México desde la década de los 80— compartió, en medio de su pesar, algunos hitos del conjunto nacido en San Carlos en 1968.

Mario es el corazón de Los Ángeles Negros. Nació con la idea de hacer un grupo de música en San Carlos. Desde chico se interesó por la música, era un hombre con una generosidad y una amabilidad impresionante y él crea su propia guitarra para hacer un grupo con unos amigos“, relató Bagnara.

El surgimiento de la banda se produjo en el contexto de la última etapa de la Nueva Ola. En ese entonces participaron en un festival de Chillán con Tú y tu mirar, yo y mi canción y obtuvieron el primer premio. “Ellos sin darse cuenta, con esa ingenuidad juvenil, crearon un sonido que nace de la guitarra, que era tímida, mágica. Mario nunca estudió música. Sin embargo, tocaba respetando el instrumento“, contó el manager.

Tras el evento musical grabaron un disco que empezó a zona que empezó a sonar en la región. Primero fue en el mismo Chillán, después en Concepción y más tarde en Los Ángeles: “Y se vendía y se vendía. Hasta que un ejecutivo de la EMI fue y los firmó. En ese grupo estaba él (Mario), Germaín y tres más que son de San Carlos. Los otros tres no aguantaron el ritmo y se fueron”.

“Grabaron el disco con ellos tres, los cuatro primeros temas y Mario y Germaín se quedaron en Santiago, pero en condiciones de miseria. Me decía Mario que durmieron en el cerro Santa Lucía porque no tenían dónde llegar, una noche grabaron, perdieron la micro“, reveló Bagnara.

El sonido de Los Ángeles Negros llegó hasta Ecuador, incluso cuando el disco no estaba terminado. Luego se constituiría la banda definitiva que arrasaría con sus grandes éxitos.

“Yo lo conocí en dos etapas. Era férreo, acérrimo a proteger lo que tanto había cuidado y creado, que era esta marca de Los Ángeles Negros”, continuó el manager. “Él era el Ángel Negro, era ese ángel que cuidaba los detalles, es un personaje que hizo muy bien a la música, al romanticismo. A tal punto que muere en la mañana su señora y él muere en la tarde. La magia la llevaba a todas partes”.

Tulio Bagnara señaló que hubo un álbum que “lamentablemente nunca se escuchó ni se tocó en Chile”, denominado En vivo & sin etiqueta.

“Era un niño que jugaba a la música y lo vi llorar con los nuevos arreglos que le habían hecho a sus canciones. Es un personaje que me duele que se vaya por lo grande que hizo la música chilena. Era un héroe anónimo que se escucha en todas partes del mundo. Lo fueron a buscar por todas partes. Tenía tantas historias que contar y tanta música en su vida“, lamentó.

El representante fue consultado sobre un eventual escenario ya sin Mario, sumado a la reciente pérdida de Luis Astudillo, baterista emblemático del grupo, quien falleció en septiembre del año pasado.

No sé si pueda volver algún día Los Ángeles Negros. Creo que hay grandes músicos que trabajaron con él… no sé, la verdad no me quiero aventurar a decir qué va a pasar con el grupo”, expresó Bagnara. “No sé qué está pasando en México, con (Raúl) Gazca o Johnny (Antonio, el vocalista), habían encontrado un baterista. No sé qué va a pasar. No lo tengo claro y era lo que Johnny me decía, qué va a pasar con el grupo. Es muy difícil…”.

Finalmente, el manager recordó el paso de Los Ángeles Negros por diversos escenarios, entre ellos el Vive Latino en 2015, en el que compartieron con artistas jóvenes que interpretaron sus canciones, tales como los hermanos Francisco y Mauricio Durán (Los Bunkers, Lanza Internacional) y Emmanuel del Real, de Café Tacvba.

“Mario era un tipo que convocaba a mucha gente. El gran problema fue no subirlo nunca a Viña del Mar. Viña del Mar se perdió a Los Ángeles Negros. Es la gran deuda de este país con Los Ángeles Negros, y más que con ellos, con este Ángel Negro. Es que nadie se imagina el legado de este hombre”, sentenció Bagnara.

*Fotografías y video: Sandra Zeballos

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto