Javier Gómez Noya: “Estoy encantado que Bárbara Riveros me haya convencido de venir a Pucón”

En conversación con ADN Deportes, el medallista olímpico en Londres 2012 destacó los argumentos de la triatleta nacional para venir a Pucón y no se dio como favorito para la prueba del domingo.

{"multiple":false,"videos":[{"key":"bNfPCy","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}]}
Por Carlos Madariaga
Viernes 07 de Ene, 2022 - 08:12
Actualizada el Viernes 07 de Ene, 2022 - 10:33
Compartir

Uno de los grandes nombres para el regreso del Ironman 70.3 de Pucón es el del español Javier Gómez Noya, experimentado triatleta español.

Nivel que, a sus 38 años, lo tiene como cinco veces campeón del mundo de la especialidad y como medallista olímpico tras ser plata en Londres 2012. Antecedentes que lo ponen como favorito, aunque el se toma la prueba con mesura.

“Por mis resultados quizá soy de los favoritos, pero hay gente muy buena. Son títulos, pero lo único que importa es el día de la competición. No parto con ninguna ventaja por haber ganado más carrera, de nada vale todo lo que hayas hecho detrás. Sé que si quiero ganar debo demostrar que soy el más fuerte, no me vale de nada el pasado”, apuntó Javier Gómez Noya en conversación con ADN Deportes.

Durante la charla, reconoció que las palabras de Bárbara Riveros fueron claves para su decisión de viajar a nuestro país para “la carrera más linda del mundo”.

Bárbara me había hablado de Pucón hace tiempo y me decía que tenía que venir, que me iba a gustar. Tenía razón, es un lugar espectacular. Que ella esté le da mucho prestigio a la prueba. Estoy encantado de que me haya convencido de venir“, argumentó entre risas.

Los desafíos de Javier Gómez Noya en Pucón

La experiencia en la Región de la Araucanía es importante para el deportista español, considerando que es una mayor distancia respecto de las carreras en Copas del Mundo y Juegos Olímpicos a las que está acostumbrado.

“He podido nadar, pedalear y correr en el circuito. El lago no lo he sentido tan frío, quizá porque estuve en la tarde, pero es un lujo nadar en unas aguas tan cristalinas. Ha sido un placer, aunque en la competencia no lo será tanto por el ritmo. El circuito de bicicleta es duro, sobre todo la primera parte, que tiende a subir y con el asfalto muy rugoso. También troté por la Península y es muy muy duro, apenas hay un metro plano, hay que saber regular y llegar con fuerzas a la última parte”, planteó de cara a los 1,9 km de natación, 90 km de bicicleta y 16 km de trote que deberá recorrer el domingo.

Todo en el marco del regreso del Ironman 70.3 de Pucón tras dos años de ausencia y que se correrá bajo estrictos protocolos sanitarios. “Han sido años muy duros para todos los gremios. Las medidas para viajar son difíciles, no ha sido fácil llegar a Chile, con muchos papeleos que arreglar. Esperamos que el 2022 las cosas tiendan a la normalidad y así disfrutar el deporte con menos restricciones”, cerró el hispano.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto