Fútbol

Exjugador de Colo Colo y la “U” Moisés Avila y su drama de salud: “Pude perder la vida y no me di cuenta”

Aldo Schiappacasse conversó en “Los Tenores Puertas Adentro” con el retirado futbolista surgido de O’Higgins, quien por culpa de una bacteria que afectó una válvula de su corazón casi perdió la vida.

Con información de ADN Deportes
Sábado 22 de May, 2021 - 15:21
Compartir

En la edición de este sábado 22 de mayo del programa “Los Tenores Puertas Adentro”, Aldo Schiappacasse conversó con el retirado futbolista Moisés Ávila, formado en O’Higgins y quien jugó por Colo Colo y Universidad de Chile, el cual fue trasladado desde su natal Rancagua a Santiago para ser sometido a una operación cardíaca en el Hospital San Juan de Dios.

Ya en etapa de recuperación en su hogar rancagüino, Moisés Ávila contó que estuvo cerca de fallecer.

Estoy mejor después de la cirugía, en plena recuperación y muy bien… Tuve endocarditis bacteriana, algo que nunca había escuchado y que se produce por una baja en las defensas. Una bacteria entra a la sangre por la boca y se aloja en una válvula del corazón, y al crecer va dañando el sistema, por eso te deben cambiar una válvula. En mi caso, aparentemente fue por culpa de una muela mal tapada”.

Moisés Ávila, de 47 años, añadió que “bajé de peso y a lo mejor eso me tenía débil, lo que favoreció el ingreso de esta bacteria…. Estuve hospitalizado 31 días, y de esos una veintena los pasé en Rancagua. Los doctores atacaron a la bacteria con antibióticos y en el hospital quedé aislado de mi familia, tal como la gente que está afectada por la pandemia de coronavirus. Por el telefono me contactaba con mi familia”.

Al ser trasladado a Santiago lo intervino el médico Alejandro Castillo, de quien está muy agradecido, tal como del personal del Hospital San Juan de Dios.

“Me trató gente muy profesional, que trabaja hasta 24 horas seguidas. Se han esforzado mucho durante la pandemia. Al principio no le di mucha importancia a lo que me pasaba, aunque la operación había que hacerla sí o sí, porque esa válvula estaba trabajando a un 60% e iba a ir bajando su rendimiento. El cirujano me empezó a hablar de fútbol para tranquilizarme”.

El exfutbolista asmitió que “salí distinto de la operación, porque uno en estos momentos se da cuenta de que hay otras cosas que valen más que las que uno a veces valora… Todo salió bien y les agradezco mucho a los que me atendieron. Invertí en maquinaria pesada y ese es mi trabajo. Quizás le di mucha importancia al trabajo y eso me pasó la cuenta. Pude perder la vida y no me di cuenta, pues lo mío fue muy asintomático”.

Moisés Ávila recordó que en 1993 Manuel Pellegrini lo mandó a préstamo desde O’Higgins a La Serena, donde “estuvo seis meses con Roberto Hernández, con él que luego me reencontré en O’Higgins. Yo era volante y él fue quien me puso como delantero. Pero a mí me gustaba más dar pases que hacer goles, en una época en la que el fútbol era más rudo que el de ahora, por lo que había que usar la picardía aprendida en el barrio para salvarse”.

“Llegué con 19 años a Colo Colo, a un gran equipo, y luego se dio lo mismo en Universidad de Chile. En los dos clubes siempre hay que ganar, y lo bueno es que fui campeón en ambos… Me llamaron a una preselección con Xabier Azkargorta, cuando él probó a muchos jugadores, lo que a veces no es un buen indicador. Siempre he seguido a O’Higgins y ahora Ramón Fernández se portó muy bien conmigo. De Wanderers también guardó lindos recuerdos, pero no sé por qué ahí rotan tantos técnicos y a veces tienen malos momentos como el actual”.

 

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto