Fútbol

Dobles contratos: Ahora aparece una boleta de jugador transferido por Curicó Unido

Felipe Souza fue transferido en 2019 a un club griego y el elenco curicano, a través de un representante, pagó una boleta con el detalle del finiquito. En la ANFP dicen que el presidente Pablo Milad, exmandamás curicano, no se referirá a situaciones acontecidas con posterioridad a su salida de la institución.

Agencia Uno
Con información de Gonzalo Álvarez
Lunes 10 de May, 2021 - 13:17
Actualizada el Lunes 10 de May, 2021 - 14:23
Compartir

El caso de dobles contratos en el fútbol chileno sigue escribiendo nuevas páginas, luego de que se conociera la carta enviada por Lautaro de Buin al directorio de la ANFP, presentando eventuales infracciones de equipos que habrían incurrido en la misma falta. 

ADN Deportes tuvo acceso a una boleta emitida por un “Kinesiólogo – Representante Deportivo” al Fondo del Deporte de la Corporación Dep. Deportes Curicó Unido, el año 2019.

El caso se refiere a Felipe Souza, jugador de origen brasileño que hizo sus inferiores en el elenco curicano, y que ese año fue traspasado al Creta de Grecia, equipo que dirigía Jaime Vera, exentrenador de Curicó Unido. Souza debutó con el cuadro de la “Banda Sangre” en 2018. 

La glosa de la boleta asegura que el monto de más de 17 millones de pesos, impuesto incluido, correspondía al pago al jugador mencionado. En ella se lee la ciudad Heraklion –sede del club helénico-, además del pago del finiquito, que incluye a Fabio Cavalleri en el detalle. 

Esta prestación de servicios contenida en la glosa de la boleta implicaría la existencia de un segundo contrato, por lo que el documento de un tercero pudo servir para justificar el pago del monto al futbolista, que era parte del elenco curicano desde que Pablo Milad regía a la institución.

En la ANFP aseguraron que Milad no se referirá a situaciones acontecidas con posterioridad a su salida de la presidencia de Curicó. Desde la oficina de comunicaciones de Quilín sostienen que el timonel del fútbol chileno entregó todos los detalles de ciertos contratos dobles que tenían en Curicó por concepto de Derechos de Imagen y que estos fueron registrados en su momento –según dicen- previo a la entrada en funcionamiento del dictamen de la Dirección del Trabajo que regula esta duplicidad de funciones. 

A pesar de esta explicación, existen documentos que ratifican que Claudio Tessa, exgerente general de la ANFP, hizo una presentación el 13 de octubre de 2017, cuando Milad aún era presidente de Curicó Unido. En la ocasión, el funcionario explicó las instrucciones específicas entregadas por la Dirección del Trabajo sobre la duplicidad de contratos, como explicita el dictamen número 4884/34, que asegura que ninguna prestación o cesión de derechos de imagen puede tener un contrato distinto del laboral.

En el elenco curicano se defienden de esta boleta. El presidente Freddy Palma habló con ADN:

“Esa boleta es por el 10% de la comisión de representante de la transferencia de Felipe, y al jugador en su finiquito se le pagó el 10%. Si te fijas es el 10% de 200 mil Euros para el jugador y para su representante. La boleta es de un representante, José Manuel Espinoza”.

¿El representante es él o Cavallier? Aparece ese nombre en la boleta.

“Trabajan juntos, yo creo. Ellos me trajeron un jugador ahora de La Serena. (Felipe) Barrientos”.

¿Cuál es la razón de que diga finiquito? Imagino que cuando pagan la boleta se fijan que la glosa corresponda efectivamente al pago

“Sí, pero es por el pago de la comisión de la venta de Felipe”.

¿Ustedes pagaron una boleta con la glosa de finiquito, que correspondía al pago de una comisión?

“Le repito que la boleta es por el pago del 10% de la transferencia del jugador a sus representantes”.

¿Hay alguna razón para pagar una boleta con una glosa distinta de lo que corresponde?

“Ninguna, porque no hay una mala intención de nuestra parte. El finiquito está en la ANFP y además el jugador recibió su plata”.

¿Tomándome de sus palabras, cree que quien hizo la boleta pudo haber tenido mala intención?

“No sé. Como le digo, nosotros seguimos trabajando con este u otros representantes. No me gustaría pensar en malas intenciones por parte de alguien”.

¿Lo califica entonces solo como un error?

“Solo espero que no exista una mala intención”.

¿Qué año se firmó el contrato del jugador?

“El chico llegó como juvenil a Curicó. Se entregó a préstamo a principio de temporada y se vendió a mediados de ese mismo año”.

¿Pero tenía contrato profesional cuando se fue a préstamo? ¿Desde cuándo tenía contrato?

“Tenía contrato profesional cuando se fue a préstamo. No me recuerdo el año de su primer contrato, pero no creo que haya sido más de tres años, con sueldo acorde a un chico formado en el club”.

¿Firmó usted su primer contrato?

“No recuerdo cuando se firmó”.

¿No recuerda si el contrato lo firmó usted o su antecesor, Pablo Milad?

“Te confirmo mejor, porque no me recuerdo”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto