Tiempo Libre

“Es un miedo constante”: Marité Matus relató los días en la UCI de Alonso “Monito” Vidal

El joven youtuber e hijo de Arturo Vidal sufrió dos descompensaciones producto de la diabetes tipo 1 que padece.

Instagram @mariteematus
Por Pamela De Vicenzi
Jueves 27 de Ene, 2022 - 20:42
Compartir

Alonso “Monito” Vidal estuvo muy complicado de salud durante la última semana, según relató su madre, Marité Matus. El joven youtuber de 12 años e hijo de Arturo Vidal sufrió dos descompensaciones derivadas de su diabetes tipo 1, por lo que terminó hospitalizado.

De hecho, Monito estuvo en la unidad de cuidados intensivos (UCI). “Alonso estuvo mal”, contó su mamá en conversación con Las Últimas Noticias. “Nos tuvimos que ir en ambulancia desde el colegio porque la glicemia le subió a 680 milígramos por decilitros y él tiene que mantenerla en 100″.

El retoño del “King” es insulinodependiente, por lo que debe andar con una bomba de insulina. “Como es programable y Alonso está más grande, le propusimos que a veces lo controlara él y así era más autónomo. Pero a veces se le olvida, sale a recreo, se compra un pan y no administra la insulina. A veces se le rompe la aguja”, detalló Marité Matus.

La bomba de insulina es su páncreas artificial, ya que el suyo no funciona. “Alonso nunca había estado tan alto (de glicemia). Está en una edad compleja también, entró a la adolescencia, lo que es peor porque se revela contra su enfermedad. Esta edad también trae cambios hormonales, incluso emocionales que afectan su glicemia”, señaló la mamá.

Viaje urgente a Barcelona

Marité Matus detalló que el doctor que atiende a Monito Vidal se encuentra en Barcelona, por lo que debieron viajar esta semana. “Lo mandó a buscar para modificar los valores de la bomba de acuerdo a sus necesidades actuales. Por ejemplo, le ponen más insulina, le corrigen los valores. Hemos estado todos los días en eso, tomando cursos, y Alonso se siente mejor”, comentó.

Respecto de cómo fue toda esta situación desde lo personal, la madre de Alonso expresó que “es duro. Gracias a Dios y a Arturo podemos darle este tratamiento a mi hijo, pero eso no quita que sufra. La odio (a la diabetes), es un miedo constante“.

“Soy consciente de que hay personas que pasan por cosas peores, pero esto no deja de ser menos para mi familia. Es horrible y muy triste ver a tu hijo hospitalizado“, sentenció.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto