Tiempo Libre

El arte y la ciencia de no hacer nada, de Andrew Smart

Francisco Mouat comenta en ADN el ensayo del científico estadounidense.

0:00 / 0:00
Por ADNradio.cl
Viernes 28 de Oct, 2016 - 13:20
Actualizada el Jueves 23 de , -

Francisco Mouat

El arte y la ciencia de no hacer nada. Así se titula el ensayo del joven científico estadounidense Andrew Smart que publicó hace unos meses Tajamar en Chile, y que propone una mirada artística, científica, poética, política y también económica del fundamental asunto del ocio y sus derivadas.

El libro de Smart es una inteligente provocación a desafiar las bases de este mundo en que vivimos, donde solemos rendirle culto al trabajo. Smart defiende el ocio, y lo explica y profundiza en sus bondades, para contradecir a todos aquellos que, con un látigo en el espíritu y casi siempre con cara de pocos amigos, andan diciéndose a sí mismos y a los demás que hay que rendir al máximo, que se puede y debe hacer más, sin reparar en el daño físico y sicológico que supone el trabajo hecho sin amor y por obligación, donde a veces, más que trabajo, lo que predomina -dice Smart- es el ajetreo.

El cerebro necesita descansar para estar preparado y responder con sus mejores armas a la batalla de la vida. Y la manera más eficaz que tiene de hacerlo es entregándose al ocio de manera sostenida. Smart sabe que en su país y en buena parte del mundo demasiada gente siente terror ante el ocio, y busca el modo de permanecer ocupado.

"Las verdaderas percepciones", dice Smart, sean artísticas o científicas, emocionales o sociales, solo pueden producirse en esos raros momentos de ocio".

A propósito de cómo se transmite esta cultura que desprecia el ocio a nuestros hijos, escribe Smart:

"Cuando los hijos empiezan la escuela, los padres llenan sus vidas con una inacabable serie de actividades; deportes, clases de música de iniciación temprana, campamentos de verano, preparación para olimpiadas matemáticas y talleres de ciencias. Cierta clase de padres parece experimentar un temor ubicuo y profundo de que sus hijos puedan disponer de tiempo para no hacer nada y ser niños. Los padres se ven en la necesidad de trabajar cada vez más horas, a veces por el mismo salario".

En su libro El arte y la ciencia de no hacer nada, Smart invita a desmontar ideas fuertemente instaladas en el inconsciente de casi todos nosotros, como que se necesita mando y disciplina para realizar un trabajo serio y bien hecho, o las supuestas bondades de la especialización. Smart propone partir por reconocer lo que es universal en el ser humano: nuestra complejidad, nuestra condición de seres no lineales, nuestra capacidad de autoorganizarnos.

En el capítulo final del libro, titulado "El trabajo está destruyendo el planeta", Smart escribe: "Deseo postular la afirmación radical de que porque nuestro sistema social se funda en la creencia mayoritaria en la necesidad fundamental del trabajo, un aumento marcado del ocio, el ausentismo, la haraganería y la no laboriosidad podría ser la manera más eficaz de generar un cambio social y político positivo".

Dese un tiempo para estar en paz, para leer. Una buena idea podría ser atravesar -sin apuro- las páginas de este magnífico ensayo.

El arte y la ciencia de no hacer nada, de Andrew Smart, de Tajamar Editores.


 
¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto