Tiempo Libre

Teresa Silva: Con el pie toco algo, eran unos anteojos, los lentes de Salvador Allende

La mujer que encontró los lentes del expresidente de Chile relató cómo llegó a ellos y los entregó al Museo Histórico Nacional, donde se exhiben desde 1996.

0:00 / 0:00
Por Ciudadano ADN
Miércoles 11 de Sep, 2013 - 11:59
Teresa Silva, quien encontró los lentes de Salvador Allende tras su muerte en el Palacio de La Moneda, y que ahora se encuentran en el Museo Histórico Nacional, relató en ADN Hoy cómo los encontró a días del golpe de Estado de 1973.

"Fui a ponerle un cable a mi esposo que estaba en Costa Rica, porque nos íbamos todos para allá. Ese día nos dieron un tiempo para ir a comprar comida y abastecerse por dos horas más o menos y enseguida ponerle un cable a mi esposo frente al Teatro Metro en Cables Internacionales", indicó.

"Le pregunté a una señora de un kiosko si creía que se podría visitar La Moneda, caminé hasta La Moneda, no había un alma en las calles, solamente un pelotón de Carabineros frente a la Intendencia", relató Silva quien había vivido entre el Palacio de La Moneda y el Hotel Carrera.

Según relató, en ese momento acompañó a una joven quien le preguntó dónde estaba Morandé 80. "Nos acercamos a la puerta, estaban las sillas, todo lo que habían sacado del incendio, y habían dos carabineros parados en la puerta. Le dije a la niña ‘pensar que aquí murió Allende’".

“Uno de los carabineros nos dijo, ¿les gustaría subir?, le dije yo, sí. Cuando cerraron las puertas me dio mucho temor, empecé a subir y encontré un programa de Quilapayún en el suelo. Después subí por la escalera y uno de los carabineros me dice, ‘¿les gustaría ver donde murió Allende?’, le dije sí”, explicó.

“Avancé hasta la pieza, estaba semi oscuro, encendí un fósforo, la mano me tiritaba, veo en el sillón la mancha de sangre, quedé paralizada. La pieza estaba intacta, los carabineros nos dijeron ‘júrennos, prométannos que ustedes no le van a contar a nadie que estuvieron a La Moneda’. Iba bajando y con el pie toco algo, y eran unos anteojos, los pesco y los envuelvo en el programa de Quilapayún. El carabinero me dice ‘no vayan a ser los anteojos de Allende que estábamos buscando’, yo le dije estos anteojos son míos y no se los doy a nadie", aseguró.

Teresa Silva explicó que puso los anteojos en una caja de lata y se los entregó a una persona del Museo Histórico Nacional, donde se exhiben desde 1996.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto