Series y películas

Gonzalo Frías y “Abuelo zombie”: “El libro es eterno, es mi manera de zafar de la muerte”

El conductor de Séptimo Vicio presenta por estos días un libro inspirado en la muerte de su padre.

Por Rocío Novoa V.
Viernes 07 de Feb, 2020 - 18:40

El conductor del histórico programa cinéfilo Séptimo Vicio, Gonzalo Frías, acaba de lanzar su nuevo libro “Abuelo zombie”, una historia familiar cruzada por el cine, y un homenaje a su padre, Gustavo Frías. Un libro personal, que es “una especie de diario de vida que empecé a escribir a partir de la muerte de mi papá. El libro es eterno, es mi manera de zafar de la muerte. Mis hijos me van a poder encontrar ahí en 40 años más”, confesó en Ciudadano ADN.

“Este es el mejor espacio para contar algo intimo, no ir a contarlo a un programa de televisión”, dijo sobre el ejercicio de plasmar sus memorias familiares en un libro que está dedicado “para todos los que se sienten solos”. Su historia de lazos filiales es “algo muy universal, no es algo que me pase a mí porque yo soy yo”, y es también un ejercicio de memoria para el futuro: “Cuando uno es padre tiene que durar lo más posible. Mi misión es durar”.

“Abuelo zombie” también está cruzado por la pasión del cine, porque según Frías “las películas son los mejores filósofos con los que converso para saber cómo son las cosas”. Por eso, además de la historia real incluye “toquecitos de ficción” y guiños a películas que vio con sus hijos, convirtiéndose así en “una celebración a las personalidades muy distintas de mis hijos. Uno es muy miedoso, la otra no le tiene miedo a nada, y me hacen entender mis propios miedos. Supongo que son dos partes de mí, pero son mis ídolos ellos. A veces para mirar para arriba, tengo que mirar para abajo”.

Frías confiesa que “entre más adulto soy, más duro no se me pone el corazón, más bien más blando”, lo que tiene directa relación con su motivación para escribir este libro. “Con la muerte de mi papá se acabó un mundo. En las noches no puedo hacer un llamado de hijo a alguien que ha vivido más que yo. Hay una especie de vacío, te encuentras frente a un acantilado. En vez de paralizarme, lo convierto en un miedo creativo”.

“Él me explicó su lado oscuro mostrándome “La Guerra de las Galaxias””, dijo Gonzalo de su padre, con quien recuerda haber visto “El imperio contraataca” en el desaparecido cine Santa Lucía. “Él era como Darth Vader, ese villano todopoderoso que domina la galaxia y que al final de sus días entiende que fue padre”. Su teoría sobre la saga cinematográfica es que “Star Wars funda una memoria suplementaria en todos los espectadores acerca de reconciliarse con nuestros padres. En esencia Star Wars es una historia de familia”, una que además “nos enseña que los profesores, gurús y los sistemas en los que creyó Luke Skywalker van fallando. Parte de lo que sucede como padre es que uno falla. Uno tiene que entender que va a fallar”.

Gustavo Frías, quien vivió sus últimos años de vida en Las Cruces, (“para mucha gente él era el guionista famoso, pero allá sentía que no era nadie”) es el guionista de célebres películas como “Julio comienza en Julio” y “Caluga o menta”. Gonzalo definió a su padre como un hombre duro, “por eso veo Rick & Morty, porque al viejo lo encuentro igual a mi papá. Él prefería agarrarse una enfermedad venérea antes de decir te quiero hijo”, sin embargo, “las cosas que más echo de menos hoy son las frases duras”. Por eso, el libro “es un tributo a ese padre con el que estoy limando asperezas, pero esas asperezas me definen”.

Hoy, Gonzalo lee el libro dedicado a su padre con sus propios hijos, que “se matan de la risa”, pese a que “hay partes que están escritas para ser entendidas en la adolescencia, o a los 20”. Según adelantó, “este libro tiene mucho Gravity Falls, un Twin Peaks para niños. Las Cruces, donde mi papá se fue a vivir, es un poco Gravity Falls”.

Frías también aprovechó de comentar sus favoritos para los próximos Premios Oscar, entre los que destaca “Parásitos” de Bong Joon Ho, además de citar la menos nominada “El Faro”, de Robert Eggers, y “Había una vez en Hollywood”, que “es lo que Quentin Tarantino viene haciendo toda su filmografía, un homenaje al cine chatarra, frente al gran arte de Roman Polanski que vive al lado. Sharon Tate era fanática de las películas que hacía DiCaprio. Hay una conversación entre ese arte que todos consideran mediocre, con el gran arte”. Entre sus favoritas chilenas, en tanto, mencionó “Ema” de Pablo Larraín, “una película fuera de serie”; y “Los Reyes”, “la historia de los jóvenes chilenos contada a través de los quilltros”.

“Abuelo zombie”, de edición independiente, está en algunas librerías, pero también se puede conseguir a través de las redes sociales del propio Frías. “Es un libro íntimo, qué mejor que atender a quien lo quiere escribiendo mails personalizados“.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto