Polideportivo

Pablo Salinas, el ajedrecista chileno que sorprendió al mundo: “Más que la partida en sí, lo mejor fue lo que causó”

En conversación con ADN.cl, el Gran Maestro habló sobre su comentado encuentro con Mads Andersen en la Copa del Mundo de la FIDE, cómo se preparó en medio de la pandemia y despejó algunos mitos en torno a este juego.

FIDE
Por Pamela De Vicenzi
Con información de Rocío Novoa V.
Jueves 15 de Jul, 2021 - 01:09
Compartir

“El ambiente del ajedrez es muy cerrado, y no tiene por qué”, dice Pablo Salinas, quien en conversación con ADN.cl detalló su participación en la Copa del Mundo de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), que se disputa por estos días en Rusia. Podría decirse que el Gran Maestro chileno se hizo viral por realizar —lo que se considera— como la mejor partida del día, del torneo y del año.

Se trató de una partida de dos horas con el GM danés Mads Andersen, donde una triple jugada donde su dama, la pieza más valiosa del tablero, fue sacrificada en tres ocasiones, dando forma a un mate calificado de “espectacular”.

Sin embargo, para llegar a este punto —y a varios videos de YouTube que comentaron estas jugadas— debió realizar una pretemporada, considerando el contexto de la pandemia del covid-19, que le puso un freno a su recorrido internacional.

“Antes de venir al Mundial, pasé por Estados Unidos para jugar dos torneos”, comentó Salinas. “Uno en Filadelfia, para hacer la pretemporada acá para el Mundial. Desde que empezó la pandemia no podía jugar ninguna partida oficial como hace más de un año. Entonces necesitaba algo antes, porque si no iba a llegar muy sin nada”.

El ajedrecista chileno también contó que “hice una pretemporada que me fue regular no más, pero ya estaba como más activo, que era lo que se necesitaba. En el primer torneo me fue más o menos, en el segundo me fue un poquito mejor. Entonces viajé de Estados Unidos a Rusia y por suerte no tuve problemas para viajar. Ahí el ministerio (del Deporte) hizo lo que tenía que hacer y me sacó los permisos necesarios para viajar, porque están las fronteras cerradas”.

 

Respecto del impacto que tuvo su partida y de sus avances en la Copa, Salinas afirmó que “la verdad es que para un país como Chile, que no tiene tanto ajedrez, es súper complicado llegar a estas instancias. De hecho son muy pocos los jugadores que hemos podido llegar a la Copa del Mundo. Feliz obviamente, junto con Cristóbal (Henríquez) y Javiera (Gómez), que somos los tres chilenos que estamos aquí compitiendo”.

“En este torneo están los mejores del mundo, entonces es como complicado, muy duro. Ya pasar una ronda es muy complicado y el torneo es por eliminación directa. Yo juego contra un rival dos partidas y el que gana, sigue avanzando y el que pierde, se va para la casa”, agregó el ajedrecista.

La partida, la jugada y el gesto

Entonces Pablo Salinas comenzó a hablar de aquella jugada que dio la vuelta al mundo. “Justo me tocó jugar contra un Gran Maestro danés que tenía más ranking que yo, pero por suerte todo salió bien y pude ganarle“, dijo sobre Mads Andersen.

“Uno siempre tiene como imágenes que son parecidas”, continuó. “Casi nunca se puede jugar una misma partida exacta, hay muy pocos casos. Entonces uno ve ciertos modelos, uno tiene ciertas ideas tácticas, que se llaman. En ciertas posiciones uno dice ‘aquí se podría hacer algo’. Obviamente tenía ahí algunas imágenes”.

Y así fue como procedió a detallar el punto alto de la partida: “Por un minuto pensé que el tipo iba a abandonar, porque estaba perdido, pero justo encontró una jugada que la vi, pensé que era mala, y de repente me di cuenta que no era tan mala. Y ahí pensé 20 minutos y encontré esta secuencia. Tenía otras que eran más simples, pero esta me parecía más concreta”.

Sobre lo anterior, explicó el final del juego: “En el ajedrez es súper difícil dar un jaque mate porque la gente abandona antes de que le den el mate. El tipo entendió que la partida había sido bonita, entonces hizo ese gesto, no es muy recurrente”.

“La gente que juega ajedrez es súper normal”

Tras los múltiples comentarios y elogios que recibió por su partida con Andersen, Salinas comentó que “estoy contento, y más que nada por el tema que se le da difusión. Me sorprende que hubiera hartos medios chilenos que están tomando las notas. Entonces igual me sirve para hacerme conocido en el ajedrez, como para que vean que hay gente que está jugando y que Chile tiene buenos representantes. Más que la partida en sí, lo mejor fue lo que causó“.

También aprovechó de despejar algunos mitos sobre este juego. “El ajedrez en realidad es un juego que puede aprender cualquiera, no se trata de ninguna actitud especial en aprender. No sé si está mal etiquetado, pero uno asume esa mala fama que es nerd o algo así. Pero es normal, la gente que juega ajedrez es súper normal. Lo que pasa es que antes tenía la fama de que alguien tenía que ser inteligente”, completó.

“El ambiente del ajedrez es muy cerrado, y no tiene por qué, tendría que ser más abierto al público. No es necesario que todo el mundo fuera bueno para el ajedrez, pero sí sería interesante que supieran mover las piezas“, apuntó Pablo Salinas.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto