Novedades

Dos chilenos serán parte del mítico Festival de Salzburgo

El joven director Luis Toro Araya dirigirá a la Camerata Salzburg en un concierto que incluirá además una obra de Tomás Brantmayer.

Luis Toro Araya
Por Álvaro Gallegos
Lunes 14 de Jun, 2021 - 08:37
Actualizada el Miércoles 16 de Jun, 2021 - 08:37
Compartir

Es uno de los más legendarios festivales de música clásica en el mundo, y cuando iba a celebrar su centenario hace un año, la pandemia obligó a configurar una modesta y breve versión online de carácter simbólico.

El Festival de Salzburgo, que se realiza en la ciudad austriaca donde nació Mozart, ha convocado a una larguísima lista de solistas, directores y orquestas que han marcado a generaciones de amantes de la música. Ahora, su parrilla contará nada menos que con la presencia de dos chilenos.

Luis Toro Araya (natural de San Vicente de Tagua Tagua, y nacido en 1995), se radicó hace algunos años en Zurich, Suiza, donde perfeccionó los estudios de dirección orquestal que había iniciado en Chile, donde uno de sus mentores fue el connotado maestro Helmuth Reichel Silva.

Han sido semanas muy intensas para este joven y promisorio talento chileno, ya que es uno de los seis finalistas del International Conducting Competition de Rotterdam, Holanda, donde tendrá que medirse con conciertos en 2022.

Pero más importante aún, llegó a la final del Concurso “Herbert von Karajan”, lo que le otorga la posibilidad de hacer un concierto en el encuentro de Salzburgo el próximo 8 de agosto. Allí dirigirá a la Camerata Salzburg, importante orquesta de cámara que visitó Chile a mediados de 2018, ocasión en que se presentó en el teatro de Corpartes.

Toro Araya comenzó como violinista. “La primera vez que toque en una orquesta fue en un encuentro de músicos jóvenes en Uruguay”, relató a ADN, “y allí me marcó ver a la directora brasileña Ligia Amadio”. Y precisó: “Pero fue cuando entré a la Sinfónica Nacional de Chile que me enamoré del mundo de la dirección”.

Luis Toro Araya

Luis Toro Araya

Sobre el hito que significa esta oportunidad, comentó: “Viniendo de un país geográficamente tan lejos de lo que es la cuna de la música de tradición escrita, el premio pasa a segundo plano, ya estar en el festival es una tremenda alegría, porque uno se enfoca en hacer música, a eso me dedico”.

El concierto consistirá del “Concierto Rumano” de György Ligeti, un aria de Mozart, la Cuarta Sinfonía de Beethoven, y una composición chilena, del joven compositor Tomás Brantmayer (nacido en 1992), quien ya cuenta con varios estrenos sinfónicos en nuestro país.

“Escogí su pieza por la sencilla razón de que es una obra que conecta mucho con la identidad de nuestro país”, explicó Toro Araya, “por su relación con la historia indígena, y porque tiene que ver con una búsqueda que se traduce en preguntarnos quienes somos, es una temática muy actual”.

El director adelanta que ya mantiene conversaciones para conciertos en Europa y en Chile, que se llevarían a cabo en 2022, si la pandemia lo permite.

Consultado por el significado de la dirección orquestal para él, respondió: “La primera palabra que se me viene a la mente es comunicación. No verbal, sino de lo que uno siente, que puede ser algo muy personal, y es una línea comunicativa entre director y músicos, que produce una magia que se transmite después hacia el público”.

Música chilena de exportación

La partitura de Brantmayer se titula “Canción de Cuna para Fuegia Basket”, y consultado por ADN sobre su génesis el compositor contó: “Fue un encargo de la Orquesta Sinfónica Universidad La Serena, por iniciativa del director Rodolfo Fischer”.

“Me pidieron que la obra estuviese relacionada de alguna forma con Reino Unido”, continuó, “entonces busqué un tema que uniera a ese país con la historia política de Chile”. Así llegó a Fuegia Basket, la niña de la etnia kawésqar, que a mediados del siglo XIX fue raptada por los ingleses para ser educada en la cultura británica.

“Después de un año la devolvieron a su pueblo y no logró readaptarse, entonces representa los lugares de vulnerabilidad que hay en Chile, en cuanto a ser mujer, ser indígena, ser niña”, reflexionó.

Tomás Brantmayer, compositor chileno

Tomás Brantmayer

“Viajé a la Patagonia para escribir la obra, y se me plantó un imaginario sonoro que provenía del paisaje, los vientos, los glaciares”, por lo que la música representa, en sus palabras, “un viaje en el tiempo, de la prehistoria a la Revolución Industrial, parte con sonoridades arcaicas hasta llegar a un sonido propiamente orquestal”.

Una oportunidad para apreciar el trabajo de Brantmayer se tendrá los días 25 y 25 de junio, a las 19:40 horas, como parte del ciclo online de música chilena del Centro de Extensión Artístico y Cultural de la Universidad de Chile (CEAC), a través de su plataforma CEAC TV. Esos días músicos de la Sinfónica de Chile estrenarán su cuarteto de cuerdas “Bautismo de Fuego”.

 

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto