Nacional

Familiares de diputados utilizan tarjetas pagadas con fondos públicos para cargar combustible

El sistema de tarjetas fue implementado en 2018 para evitar fraudes, din embargo Ciper denuncia varias vulneraciones al reglamento de uso.

Agencia Uno
Por Mario Vergara
Miércoles 23 de Nov, 2022 - 20:39
Actualizada el Jueves 24 de Nov, 2022 - 01:14
Compartir

Una investigación de Ciper da cuenta de que algunos diputados utilizan de manera irregular sus tarjetas de carga de bencinas, registrando su uso por familiares y amigos, lo que contraviene las reglas de su beneficio.

Los parlamentarios cuentan con unas tarjetas para cargar combustibles a sus vehículos, las que están asociadas a una clave personal, un RUT y una patente, por lo que se supone es un sistema difícil de vulnerar, este sistema fue implementa en 2018.

Según publica el medio de investigación, el diputado Cristóbal Urruticoechea, del Partido Republicano, registra varias cargar realizadas por su hijo y su esposa, algo que está fuera del marco normativo.

Tamara Küpfer Moller, cargó bencina en, al menos, 38 ocasiones; su hijo, Ignacio Urruticoechea, aparece en los registros efectuando una carga de 34 litros de diesel el 18 de enero de 2021 en San Bernardo, y de nuevo el 16 de julio de 2022 en una bomba de bencina de Concón. Esa vez la carga fue por $46.413.

Pero no es el único parlamentario que registra cargas fuera de regla. La diputada Claudia Mix, de Comunes, anota a su hija, y  la diputada Viviana Delgado (Ecologista Verde) aparece su marido.

La diputada Mix argumentó que ella no tiene licencia para conducir, por lo que necesita que alguien lo haga por ella, siendo esa persona quien carga combustible con su tarjeta.

En tanto, Viviana Delgado dijo algo similar, ya que no maneja luego de haber sufrido un accidente, así que es su marino es quien lo hace por ella, administrando las tarjetas de carga.

Otro caso que causa suspicacias es el del diputado comunista, Boris Barrera, quien acusó que le robaron una de las tarjetas, con la que realizaron cargas de combustible por $1,7 millones durante todo ese mes.

Lo que causa sospechas es que para ser utilizadas se debe conocer la clave que las aprueba. Esto se puede deber a una negligencia en su operación por parte del operador de la bomba de bencina, pero no es algo comprobado.

Otro caso que descubre la investigación, es el de Diego Paulsen, exdiputado por el distrito 22 de La Araucanía, quien el 26 de mayo de 2020 aparecía participando de una sesión de la Cámara, al mismo tiempo que figuraba cargando $32.000 en bencina en una estación de servicio en Temuco.

Paulsen señaló: “Yo no tenía tarjetas para mis asesores. Solo tenía la mía, y se la pasaba al jefe de gabinete para que la ocupara”. Según la publicación, otros asesores de parlamentarios también dan el RUT de su jefe para que quede en el registro.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto