Nacional

Sergio Barrientos contó de qué se trata el proyecto de observación marina de terremotos a través de la fibra óptica

La idea a futuro es establecer esta metodología con nodos de un cable submarino en Concón o en La Serena, señaló el director del Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, en conversación con Tu Nuevo ADN.

Por José Campillay
Martes 07 de Sep, 2021 - 17:38
Actualizada el Martes 07 de Sep, 2021 - 21:23
Compartir

En un nuevo episodio de Tu Nuevo ADN, Andrea Obaid conversó con Sergio Barrientos, director del Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile, sobre el proyecto de observación marina de terremotos.

Chile es uno de los países más sísmicos del mundo y cada vez hay nuevas tecnologías para desarrollar alertas tempranas. Uno de los avances que destaca es el proyecto que utilizará un cable de fibra óptica submarina para detectar sismos, una iniciativa muy importante y significativa.

“En el último tiempo se han desarrollado nuevas metodologías para la observación de terremotos y uno de ellos es el hecho de emplear la fibra óptica. La misma que se utiliza para muchas tareas de comunicaciones”, señaló Barrientos.

Esto funciona como detector, ya que la fibra, al estar bajo tierra, “se deforma cuando pasan las ondas sísmicas“, explicó.

“Lo hace un sensor extraordinario para aquellas zonas donde el cable ha sido desplegado y que son de difícil acceso. No es necesario instalar más sensores, sino que se utiliza la misma fibra”, detalló el director del CSN.

Observación marina de terremotos con fibra óptica en Chile

Esta tecnología y el nuevo método se está utilizando en muchas partes del mundo, con un gran impacto. Desde Chile, miran de cerca lo que se hace en Francia, donde ya se ha llevado a cabo la utilización de cables.

La idea en nuestro país es hacerlo utilizando cables industriales, “cables que ya han sido desplegados para otra labor, como las comunicaciones”, indicó Barrientos.

El experto remarcó que el gran avance es llegar a lugares de difícil acceso, donde ya existe la instalación de este tipo de cables, pero ahora utilizarlos para la observación marina de terremotos.

El director del Centro Sismológico Nacional de la Universidad de Chile agradeció la colaboración y trabajo en conjunto con GTD, que ya cuenta con la instalación de un cable de fibra óptica.

Tienen un cable que se llama Prat, que va por el fondo oceánico y aterriza en varios lugares a lo largo de la costa de Chile. Nosotros vamos a utilizar uno de estos aterrizajes donde llega un nodo para hacer el experimento”, comentó Sergio Barrientos.

Una característica importante de este método es que se trabaja con información del suelo en el océano, algo fundamental ya que la mayoría de los terremotos se originan en el fondo marino. “El poder establecer un sistema de observación sobre el lugar donde comienza la ruptura ayuda mucho para poder evaluar las características de un terremoto“, sostuvo.

“La información que se transmite en la fibra óptica es de una fracción de la velocidad de la luz, prácticamente instantáneo. Serviría mucho para entregar información con mayor anticipación”, agregó Barrientos.

Para finalizar, se destacó la alianza con las agencias relacionadas, la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) y el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA). Ambas entidades son colaboradores de el esfuerzo que se realiza en este proyecto.

“Lo que pensamos es hacer esta prueba de prototipo en noviembre de este año. Instalar en Concón o en La Serena uno de estos aparatos que envían un haz de luz y captan la energía que se refleja en las impurezas del cable”, cerró Barrientos.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto