Nacional

Doctora Carolina Herrera y variante Delta: “Es un problema de los no vacunados”

En el marco de la evolución que ha tenido la pandemia y las medidas que se han comenzado a adoptar respecto a las restricciones, en ADN Hoy conversamos con la doctora del Hospital Clínico de la Fuerza Aérea de Chile (FACh).

Por Diego Parra
Lunes 30 de Ago, 2021 - 10:18
Compartir

En el marco de la evolución que ha tenido la pandemia, sobre todo con la variante Delta activa, y las medidas que se han comenzado a adoptar respecto a las restricciones, la intensivista broncopulmonar del Hospital Clínico de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), doctora Carolina Herrera, conversó en ADN Hoy sobre diversos temas relacionados al covid-19.

Respecto a la variante Delta, la intensivista broncopulmonar del Hospital Clínico de la FACh señaló que “es un problema de los no vacunados, porque en ellos es donde se va a replicar más, entonces por eso es muy importante tener la conciencia que ahora tenemos este recurso de la vacuna”.

En relación a qué evaluación se podría realizar hoy en la Unidad de Cuidados Intensivos de la FACh, la doctora Herrera precisó que “Nosotros en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) seguimos teniendo una carga muy intensa de pacientes, sobre todo de pacientes que vienen de meses de hospitalización por covid y otras secuelas por esta terrible enfermedad, esta impredecible enfermedad y por lo tanto para nosotros no ha habido paz“.

En virtud de lo anterior, Herrera apuntó que “hemos tenido que luchar con pacientes que estando hospitalizados meses hacen crisis. Van saliendo del ventilador mecánico, van saliendo del coma pero vuelven a recaer; el curso, no solo agudo, sino que en el mediano plazo también es muy incierto”.

Respecto al comportamiento de los pacientes, la doctora de la Fach agregó que “una gran mayoría de estos pacientes son diabéticos obesos, eso es categórico, hemos visto como nunca pacientes que, siendo jóvenes, la percepción de ellos es que no estaban enfermos teniendo un sobrepeso o una obesidad franca en ese sentido”.

En este momento es un momento alegre, tal como tú dices, yo estoy muy contenta porque tenemos cifras que son manejables, tenemos en perspectiva probablemente el cierre al estado de excepción al 30 de septiembre y eventual término del toque de queda, pero aquí a lo único que yo creo debemos apuntar todos y cuadrarnos con esto es a evitar el contacto de riesgo (distancia, mascarilla y lavado de manos)”, comentó la doctora Herrera en relación al positivo avance en cifras pero poniendo paños fríos de igual manera.

Hay una desigualdad en el mundo tan importante en términos de la distribución de las vacunas que hay países que tienen 100 veces más personas vacunadas que otros países, por lo tanto si uno circula libremente en el mundo como si estuviéramos en igualdad de condiciones epidemiológicas, las personas que viajan tienen que tener clarísimo ese riesgo“, indicó la intensivista broncopulmonar del Hospital Clínico de la FACh respecto a los viajes a otros países donde no existan las mismas condiciones de esquemas de vacunación.

En relación a las restricciones y apertura de las fases del plan Paso a Paso, donde la variante Delta sigue siendo una preocupación, la doctora Herrera manifestó que “yo he sido una defensora absoluta de las libertades personales pero con autocuidado e información correcta. Por ejemplo, pacientes que no estén vacunados tienen mucho más riesgo de tener enfermedad grave y morir, por lo tanto eso es lo que tenemos que ir explicándole a las personas”.

Que la autoridad sanitaria diga que se pueda hacer aforo de 40 personas, nadie está llamado a hacerlo, que la gente entienda que en este momento la pelota en su lado de la cancha y a partir de ahora si alguien se enferma en su familia es su responsabilidad, como ha sido siempre”, precisó la doctora Herrera en virtud del autocuidado y la responsabilidad de las personas.

Finalmente, en relación a las secuelas que ha dejado en pacientes recuperados el Covid-19, la doctora Herrera explicó que “las enfermedades inflamatorias lo que hacen es cambiar la permeabilidad vascular, y en ese sentido, al intentar irrigar los órganos, el riñón, el cerebro, el corazón, el intestino, con un sistema vascular que no es capaz de dar cuenta de la oxigenación y de la irrigación adecuada de los órganos, caen todos en dominó“.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto