Música

Gerónimo Labrada, productor de Pablo Milanés: “Nunca perdió la sensibilidad y la humanidad ante los momentos complejos”

Ciudadano ADN conversó con el hombre detrás de la grabación de “Los días de gloria” y compartió entrañables recuerdos de su amigo, recientemente fallecido.

Por Matías Catalán
Martes 22 de Nov, 2022 - 15:57
Compartir

La inesperada partida del popular cantautor cubano Pablo Milanés dejó una herida de lenta cicatrización. Diversas personalidades del mundo de la cultura y la política chilena tuvieron palabras para el hombre detrás de canciones como “Yolanda”. Por eso, en el Ciudadano ADN conversamos con Gerónimo Labrada, ingeniero en sonido y estrecho colaborador del artista.

“Yo trabajé muchos años con él cuando inició su estudio de grabación en La Habana”, comenzó diciendo el sonidista, quien conoció desde su infancia a Milanés a raíz del trabajo de su padre, también ligado al mundo del sonido.

“Con 22 años empecé a trabajar con Pablo. Grabé muchos discos con él en esa época… Grabé el disco ‘Los días de gloria’. Fue una muy triste coincidencia que sea una de las canciones que se han utilizado ahora para su despedida”, agregó Labrada.

Conociendo a Pablo Milanés en el estudio… y en la vida

“Además de ser un gigantesco artista, era un excelente ser humano”, aseguró el amigo del artista.

Siguiendo con su generoso, e íntimo, ejercicio de recordar, Gerónimo Labrada compartió algunas anécdotas que reflejan el profesionalismo de Milanés. “Pablo se rodeó siempre de los mejores músicos. Creó un equipo maravilloso”, dijo.

“Pero además Pablo era de una solidez interpretando que encuentro única. Yo recuerdo la primera vez, acostumbrado a grabar con artistas que se suelen demorar mucho en grabar sus materiales. En cambio, Pablo llegaba y grababa las 10 o 12 canciones de corrido. Y era una sola toma”, aseguró.

Gerónimo Labrada, productor musical, sobre Pablo Milanés: "Además de ser un gigantesco artista, era un excelente ser humano"

Gerónimo Labrada, productor musical y amigo de Pablo Milanés.

“Era impresionante. Todo el mundo se quedaba sin aliento en la cabina escuchando aquello. Se sentaba tranquilito, un vasito de whisky al lado y decía ‘¡vamos!’. Era una sola toma y sin correcciones. La interpretación era directamente del corazón”, añadió.

Por otra parte, Labrada fue consultado sobre qué cosas aprendió de su experiencia compartiendo con Pablo Milanés. La primera fue disciplina y la segunda, “a nunca perder la ternura”.

“Me consta que él vivió muchas situaciones delicadas y siempre tuvo una sonrisa para cualquiera que se acercara a él. Nunca perdió la sensibilidad y la humanidad ante los momentos complejos”, reflexionó.

¿Es posible saber cuándo se está ante una banda sonora de la vida?

“Para nada”, respondió Labrada. “Anoche a raíz de la noticia, me comuniqué con un colega que también trabajó en el estudio conmigo y hablábamos de lo inconscientes que éramos”, relató.

“Parte del crecimiento profesional que tuvimos nos llevó a llegar allí. Cuando yo me voy de Cuba, él quedó en el estudio y tuvo la fortuna de grabar con Pablo varias cosas”, dijo.

“Uno envuelto en la vorágine de la vida, no se da cuenta en ese momento de que estás en terreno sagrado. De que estás teniendo una oportunidad irrepetible y que alcanza otras dimensiones, ¿no? Es la belleza del arte, que es capaz de trascender al ser”, agregó.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto