Música

La amalgama electrónica-instrumental de Daniel Osorio llega al disco compacto

El compositor chileno radicado en Alemania publicó un CD del cual reveló detalles a ADN.

@Eliane Hobbing
Por Álvaro Gallegos
Lunes 06 de Dic, 2021 - 06:31
Compartir

Radicado desde hace 16 años en la ciudad alemana de Saarbrücken, el compositor chileno Daniel Osorio (n.1971, Santiago), ha forjado como principal vehículo de expresión el combinar instrumentos reales con las posibilidades de la electrónica, en lo que habitualmente se denomina música mixta.

Pese a la lejanía, su nombre no es ajeno a los círculos de música contemporánea en Chile, y ha aparecido programado habitualmente en los festivales dedicados a la creación actual en el país. Ahora, parte de su trabajo se recoge en un recién publicado CD del sello alemán NEOS. Se titula “Zikkus”, y reúne un ciclo de cinco piezas del mismo nombre donde precisamente un solista instrumental interactúa con sonidos electrónicos, manejados en tiempo real, es decir, alguien manipula los softwares a medida que se interpreta la música.

“La electrónica es un medio muy actual, y muy normal hoy en día”, comentó Osorio en conversación con ADN. “Sirve para extender las posibilidades sonoras, expande la paleta de colores, porque hay una búsqueda del timbre”, detalló Daniel Osorio.

Sobre el hecho que la electrónica sea manejada en el momento, Osorio explicó que “cuando la electrónica es fija se generan problemas, si que es por ejemplo el intérprete toca más lento, y por eso me gusta que los instrumentistas toquen libremente, junto a quien maneja el laptop, que se transforma en un intérprete más”.

Los cinco “Zikkus”, se diferencia por la letra del instrumento solista en cuestión. Por tanto, “Zikkus-F”, corresponde al de flauta y electrónica, “Zikkus-P” a piano y electrónica y así. “Sicus es la palabra aymara para la zampoña”, explicó Daniel Osorio. “Fue la idea de probar instrumentos europeos, pero inspirándome en las distintas maneras de tocar la zampoña. Y esto surgió porque con este instrumento yo aprendí música, yo no vengo de un estrato social alto”.

Para grabar el álbum, Osorio se alió con el conjunto alemán Die Cronopien. “Siempre quise grabar estas cinco piezas en un disco”, comentó, “ya que así se pueden percibir las conexiones entre cada una, y cómo conforman finalmente una unidad, donde se percibe ese espíritu de integrar la música europea con la de otras latitudes”. El disco no solamente está disponible en formato físico, sino que también se puede escuchar en Spotify.

Esta integración de lo europeo con otras tradiciones es característica en el lenguaje de Osorio, quien es autor de una obra sinfónica titulada “Carnaval”, donde utiliza zampoña, además de instrumentos de Grecia, Turquía, Mongolia, Azerbaiyán, y Bulgaria, entre otras naciones.

Sobre las diferencias entre los medios artísticos de Chile y Alemania, Daniel Osorio es de la opinión que “hay una estructura más poderosa en Alemania, fluye más dinero desde el gobierno, las municipalidades, y muchas más instancias para concursar y realizar proyectos. Las radios regionales apoyan la música, con estudios de grabación t orquestas, mientras que en Chile están pasando cosas muy interesantes, porque todo se hace por los propios medios, lo que obliga a ser finalmente más creativo”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto