Música

Letra y Música: En la previa de Halloween, escuchamos los grandes clásicos musicales del cine de terror

La columna musical de Ciudadano ADN aprovechó este fin de semana del terror para revisar los grandes clásicos del cine de este género, en gran parte definidos gracias a sus inolvidables bandas sonoras.

Por Ciudadano ADN
Jueves 29 de Oct, 2020 - 23:47

En la previa de Halloween, qué mejor que recordar los clásicos musicales del cine de terror, en un nuevo episodio de “Letra y Música”, la columna musical de Ciudadano ADN, que además sirve como catálogo posible de películas clásicas para volver a ver durante este fin de semana halloweenesco.

“No puedes hacer películas de terror sin música”, es la tesis del académico de Literatura Creativa UDP, Ricardo Martínez. La música anuncia el momento terrorífico y vuelve a esas películas y sus escenas memorables.

Esta es la selección:

Bernard Herrmann – The Knife: Original de la película “Psicosis”, de Alfred Hitchcock (1960), a través de este tema el compositor inventó un estilo, con esos chirriantes violines y violoncellos.

John Carpenter – Halloween: Carpenter acostumbraba a componer la música de sus películas, y este tema de la película homónima de 1978 no es la excepción. A propósito de este tema, Martínez recordó la existencia del llamado “intervalo prohibido”, llamado diábolus in música, donde una cuarta aumentada seguida de una quinta disminuida produce una disonancia que produce escozor.

Mike Oldfield – Tubular bells: El muy reconocible tema de la película “El exorcista”, (William Friedkin, 1973), usa como recurso un teclado muy similar al de Carpenter, de hecho, según desclasificó Martínez, Carpenter fue quien le “pirateó” este recurso a Oldfield.

Johann Sebastian Bach – Tocata y fuga en Re menor, BWV 565: Quizás el cliché mayor de música de terror, usada por muchos filmes para musicalizar casas o catedrales embrujadas, usada desde “Dr. Jekyll & Mr. Hyde” hasta “El Fantasma de la Ópera”.

Ennio Morricone – The Thing: El tema central de la película “El enigma de otro mundo”, de John Carpenter (1982), fue encargado por él al célebre compositor italiano. Pese a que “una de las gracias de Carpenter es que componía la música de sus películas ajustando escenas para que calcen perfectamente”, esta vez le encomendó la misión a Morricone, ya que se trataba de su ídolo personal.

Wendy Carlos & Rachel Elkind – The Thieving Magpie: Recordada melodía de la película “La Naranja Mecánica”, de Stanley Kubrick (1972), tiene la particularidad de producir un efecto contrario al que la música significaba. En el clásico de Kubrick hay situaciones de ultraviolencia vinculadas con música “placentera y erudita”.

Charles Bernstein – A Nightmare on Elm Street: Tema central de “Pesadilla”, de Wes Craven (1984), director especialista en terror que terminó su carrera con la saga “Scream”, “una especie de reducción al absurdo de estas películas”. Este tema “es memorable de cuando uno iba al Errol’s y sacaba esta película para verla los sábados con los amigos en la casa”.

Krzysztof Komeda – Rosemary’s Baby: Tema central de “El bebé de Rosemary”, de Roman Polanski (1968), que instala la idea del terror de la infancia a través de su trama, y también de los elementos reconociblemente infantiles de su música.

Jerry Goldsmith – Face Hugger: Parte del soundtrack de “Alien”, de Ridley Scott (1979), inicio de una saga fílmica que llevó el terror hacia un nuevo lugar: el espacio.

David Lynch & Alan R. Splet – In Heaven (Lady in the radiator song): “Eraserhead”, de David Lynch (1982) llevó el terror a un nuevo lugar: “es una película que no necesariamente es de terror, pero que te produce una sensación de extrañeza. Hay pocos directores que logran ese efecto”.

Como bonus track, la columna avanzó hasta la década de los 90, para incluir el tema central de “Drácula”, de Francis Ford Coppola (1992), compuesta por el polaco Wojciech Kilar. 

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto