Música

HBO estrena documental sobre la figura de Astor Piazzolla: “Muchos jóvenes van a decir: esto parece una música urbana”

El documental cuenta la historia musical y familiar del legendario compositor de tangos, fallecido en 1992 y que homenajea a la ciudad de Nueva York a lo largo de toda su obra. Su director, Daniel Rosenfeld, contó en Ciudadano ADN que “Piazzolla creó vanguardia. Escuchas cuarto notas y sabes que es de él. Eso es muy difícil de encontrar en cualquier arte”.

Por Ciudadano ADN
Miércoles 14 de Oct, 2020 - 21:45
Actualizada el Miércoles 14 de Oct, 2020 - 21:50

“Piazzolla, los años del tiburón”, es el nombre del documental sobre el legendario compositor de tango Astor Piazzolla, y que incluye filmaciones caseras nunca vistas, conciertos y grabaciones inéditos, que permiten conocer más sobre la figura del bandoneonista argentino.

El trabajo se estrenó el 13 de octubre a través de HBO, y tendrá diferentes retransmisiones. Ciudadano ADN conversó con su director, Daniel Rosenfeld, quien contó que, al inicio de su proceso creativo,” me planteé ‘para qué hacer el documental si está la música’. Pero encontramos muchos archivos inéditos, y eso permitió que la propia voz de Piazzolla armara su relato”.

Un documental que no solo se trata de lo musical, sino “de las problemáticas que sufren todas las personas que persiguen su sueño. Según Rosenfeld, Piazzolla “creó vanguardia. Escuchas cuarto notas y sabes que es de él. Eso es muy difícil de encontrar en cualquier arte”.

“Él quería hacer una música para escuchar, cuando el tango se hacía para bailar. Lo llamaban el enemigo de los pies -que fue un título de trabajo para el documental- porque nadie podía bailar con su música”, contó el director sobre el artista. Una búsqueda por romper con lo clásico que marcó su figura. “Muchos jóvenes van a ver su música y dicen ‘parece un rockero'”. De hecho, su obra se ganó la admiración de nombres señeros del rock trasandino como Soda Stereo o Luis Alberto Spinetta.

Piazzolla “rompía los moldes y se comportaba como alguien a quien no le gustaba seguir las estructuras. Un día quemó todas sus partituras durante un asado porque no le importaba lo que había hecho antes, sino lo que iba a hacer mañana”, relató Rosenfeld como una muestra del carácter del marplatense.

Esa conexión sensorial con un público joven también es profundizada en el documental. “Muchos jóvenes van a decir esto parece una música urbana. Su música suena a Nueva York porque el creció ahí, en los años 30, en la época de Al Capone. Eran vidas de inmigrantes como las de las películas, venían de Argentina pero a su vez su familia venía de Italia. Él creció en la calle haciéndose un mundo”, contó el director, a propósito de los orígenes del músico fallecido en 1992.

El nombre del documental, en tanto, se debe al carácter familiar de la historia. “Es sobre un padre y un hijo. Le puede interesar a gente que no conoce a Piazzolla porque habla de los vínculos humanos, del amor y del desamor. En un momento Piazzolla y su padre van a pescar tiburones cuando no estaba permitido. A él le gustaba mucho ir a pescar porque ahí no había nadie y aparecían más melodías”. Además, el concepto de “época del tiburón”, explicó Rosenfeld, hace alusión a su época más creativa.

El material además vincula a Piazzolla con la figura de Carlos Gardel, quien se cruzó en la vida del pianista cuando éste era niño. “El papá de Astor, que era tallador, talló un muñeco de madera y se lo llevó a Gardel. Tiempo después él (Gardel) le dijo que si lo podía acompañar a una gira y la familia no lo dejó. Años más tarde, su maestro de música en Nueva York le dice que en un negocio de antigüedades, a dos cuadras de su ex casa, encontró un muñeco chamuscado que decía de la familia Piazzolla a Gardel, como si ese muñeco hubiera viajado desde su accidente. Son coincidencias del destino”.

Rosenfeld se reconoce a sí mismo como un seguidor de la música, aunque no particularmente del homenajeado en su cinta. “Soy un pianista frustrado. Conocía la obra de Piazzolla pero desordenadamente. Hay un cliché de cuatro o cinco obras conocidas, pero haciendo la película dimensioné el arco que tiene”, explicó. “Su música va desde lo sinfónico, pasando por el tango, hasta lo electrónico, haciendo cosas casi de música contemporáneas. Me asombró darme cuenta de que el corazón de su música era Nueva York, algo impensado para mí”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto