Música

“Letra y música”: ¿Cuáles son las canciones más alegres de la historia del pop?

La columna musical de Ciudadano ADN repasó una lista, elaborada por una radio estadounidense, de las 10 canciones más felices y subidoras de ánimo del pop angloparlante.

Por Ciudadano ADN
Jueves 04 de Jun, 2020 - 15:32

La radio estadounidense WRAT elaboró un ranking de las canciones más alegres y subidoras de ánimo del pop angloparlante, confeccionado con los votos de 1.500 de sus auditores. Un listado que revisó el académico de Literatura Creativa UDP, Ricardo Martínez, en una nueva columna de “Letra y Música” en Ciudadano ADN. Estas son las elegidas:

“Stayin’ Alive”, Bee Gees: Este tema de 1977 se hizo popular al formar parte de la banda sonora de “Fiebre de sábado por la noche”, película que “fue subiendo en su valoración más culta”, según Martínez. Ahí también saltó a la fama su protagonista, John Travolta, desplegando su talento como bailarín e iniciando el “movimiento Travolta”, que incluso mostró en películas posteriores.

“Dancing Queen”, ABBA: Otro éxito setentero que llegó al cine, en películas como “La boda a Muriel”, y que incluso llegó a ser parte del soundtrack del matrimonio de la reina Silvia de Suecia. Martínez la definió como una “canción perfecta” y recordó la figura de la cantante Agnetha Fältskog: “era como la marca de ABBA.

“Livin’ on a prayer”, Bon Jovi: Una de las claves para entender este éxito ochentero son sus hooks, como se le llama a esa parte “que engancha” de una canción pop, y que aquí están presentes en notas que se repiten, ritmos de batería o el “uoh-oh” cantado.

“Come on Eileen”, Dexys Midnight Runners: Una especie de “punk celta” con curiosos instrumentos como banjo, acordeón y saxofón, “Era muy distinta en términos de instrumentación. La gente escuchaba y decía qué es esto”, comentó Martínez sobre una canción folk con ritmos modernos y sin sintetizador, “hecha” para romper esquemas”. En alguna ocasión, el célebre Jools Holland invitó a la banda a un especial de Año Nuevo “y quedó la escoba en el escenario. Algunas personas comparan esta canción en Inglaterra con El galeón español en Chile”.

“Mr. Blue Sky”, ELO: Este éxito, parte del disco “Out of the blue” que editó la Electric Light Orchestra en 1977, sigue sonando en fiestas, películas e incluso publicidades hasta el día de hoy. Por su acelerado ritmo y su pegajosa melodía, fue elegida “la canción más subidora de ánimo de la historia” en el ranking.

“Don’t stop me now”, Queen: El hit de los británicos también fue elegida como “la canción más feliz del mundo”, aunque esta vez por una investigación hecha por neurocientistas a través de machine learning. Se trata de un tema que “generaba contradicciones dentro de la banda”: según recordó Martínez, a Freddie Mercury le gustaba porque podía desplegar su performance apoteósica y flamboyant, mientras “los otros sentían que era un poco como mucho”.

“You can call me Al”, Paul Simon: Parte de la etapa solista de la mitad del dúo Simon and Garfunkel, pertenece a su disco “Graceland”, de 1986, donde exploraba sonidos étnicos en clave pop, fórmula que luego siguieron músicos como David Byrne y Manu Chao. Simon “fue a Sudáfrica e hizo la canción de ritmo fabuloso, que no tiene tempo tan rápido pero su percusión es fabulosa”, comentó el columnista.

“Walking on sunshine”, Katrina and the Waves: Otro clásico pop presente en diversas películas, como “Alta fidelidad”, en la memorable secuencia de Jack Black comenzando su jornada en la tienda de discos. Para Martínez se trata “de esas canciones que te hacen mover los pies”. La banda califica como una de las representantes del blonde pop, tendencia ochentera de bandas power-pop encabezadas por cantantes femeninas rubias y músicos morenos, aunque con la salvedad de que Katrina era morena. Un one hit wonder en Latinoamérica, aunque en Inglaterra siguieron sonando.

“Just can’t get enough”, Depeche Mode: Uno de los primeros hits de los británicos precursores de la música electrónica en clave synth pop, resultó revolucionaria en 1981 con su ritmo basado en sintetizadores. La canción calificó en el ranking pese a que, con el correr de los años, la banda se adentró en un estilo bastante más sombrío.

“Never gonna give you up”, Rick Astley: “Yo la odiaba cuando sonaba en los 80”, confesó Martínez sobre el mayor hit de esta especie de crooner cincuentero traslapado a los 80. “Era una interpretación muy convencional en una época donde todo estaba tratando de sonar lo más espacial y electrónico y con pelos parados. Aquí en Chile también tenía cierta resistencia”. Sin embargo, la canción se las arregló para resucitar en la era de internet a través del rickrolling, uno de los primeros memes, que consistía en engañar a alguien enviándole un link que en realidad era el video de Astley bailando.

Como extras, los conductores de Ciudadano ADN sumaron a la lista temas tan dispares como “All together now”, de The Beatles y “El negro José”, de Illapu.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto