La Roja

Isla y su futuro en La Roja: “La última vez, mi cabeza estaba en pensar que debería dar un paso al costado”

Durante el diálogo con Los Tenores, el “Huaso” expresó sus aprensiones en torno al recambio en la selección chilena y confesó que espera en un futuro ser ayudante técnico de Claudio Bravo.

{"multiple":false,"videos":[{"key":"bOtHzf","duration":"00:31:36","type":"video","download":""}]}
Por Carlos Madariaga
Jueves 04 de Ago, 2022 - 16:44
Compartir

Durante la charla con Los Tenores, Mauricio Isla valoró su regreso al país, donde sólo había defendido a La Roja, para ya jugar regularmente con la camiseta de la UC. Por lo mismo, agradeció el estar más cerca de su familia.

Claramente, los que tenían un poco más de temor eran ellos, que me podía costar, me podía aburrir o que iba a bajar los brazos, no entrenar bien. He estado demasiado feliz, llegué a un club donde han salido campeones los últimos tres años y trato de aprender de ellos. En lo afectivo, he estado demasiado bien, acostumbrándome a la partida de mi hija grande, que se fue a estudiar a Estados Unidos”, explicó el lateral, que aseguró que en la UC vive un nuevo status como jugador al momento de analizar la opción de compartir en la precordillera con Eugenio Mena.

Me ha pasado hasta el día de hoy que muchas personas esperan que sea un líder como Jean Beausejour o Claudio Bravo y nunca he sido una persona que le guste hablar frente a los compañeros. Me dedico a entrenar y pasarlo bien. El “Chueco” se parece a mi en eso. Futbolísticamente va a ser un aporte. A mi me pasa que me preguntan muchas cosas, algo que nunca hice”, remarcó Mauricio Isla, que desclasificó cómo “medió” para la reconciliación entre el arquero y Arturo Vidal en la concentración de La Roja durante la Copa América 2019.

“Fue algo que no fue planeado. En la selección somos todos compañeros, pero para hablar cosas más importantes vas con los más cercanos. Con Bravo fue diferente, con su grupo. Se veía que el camarín estaba dividido. La pandemia nos unió más, por conversaciones largas, y me permitió juntarlo con Vidal, que tiene un estilo de vida diferente“, planteó el “Huaso”, que reconoció su proyección deportiva junto al “Capitán América”.

Me encantaría compartir cuerpo técnico con Claudio Bravo, pero no me veo siendo entrenador de primera línea. Si podría apoyar como segundo entrenador, ojalá se de. Sería bueno enseñar en un equipo chileno todo lo que he aprendido”, explicó el jugador de 34 años.

Mauricio Isla y su futuro en La Roja

En relación a si seguirá siendo parte de la selección chilena, el “Huaso” no entregó demasiadas certezas. “En estos momentos, mi cabeza está en la UC y sentirme bien al 100% en lo físico y personal. Sí la última vez, mi cabeza estaba en pensar que debería dar un paso al costado, la selección vive momentos diferente, necesita cambios y que los jovenes muestren su capacidad. No van a demostrar en un partido, sino que es paso a paso para ganarte una camiseta. Después está lo que juzgue el entrenador y a veces pasaba que nosotros entrenábamos más fuerte que los jóvenes”, sostuvo.

Además, hizo un balance respecto a sus mejores rendimientos y la influencia que tuvo en su carrera Marcelo Bielsa. “Mi mejor versión en clubes fue en Udinese, antes de romperme los ligamentos cruzados. Por la selección, fue en la Copa América 2015 (…) El legado que me dejó Bielsa es tremendo, en la UC nunca jugué de lateral derecho cuando me formé. Sus palabras me ayudaron a aprender más”, planteó junto con expresar su sensación tras ya completar algunos veces viviendo en Chile tras haber partido en 2008 a Europa.

“Se ve más la delincuencia, casi hasta en la esquina de tu casa. Da pena prender la TV y ver tantas cosas que pasan, que ojalá se solucionen por el bien de nuestra gente”, cerró en el diálogo con Los Tenores, donde bromeó con sus excompañeros de selección, Jean Beausejour y Jorge Valdivia.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto