Internacional

Elecciones en Alemania: Resultados apuntan a empate técnico entre socialdemócratas y democristianos

Scholz y Laschet reivindican su legitimidad para liderar el Gobierno pese a la importante subida del SPD y que la CDU tiene los peores resultados de su historia.

Bundestag Election – Polling Station Berlin
Por El País
Domingo 26 de Sep, 2021 - 14:35
Actualizada el Domingo 26 de Sep, 2021 - 14:38
Compartir

Alemania vive las elecciones más emocionantes que recuerda en muchos años. La incertidumbre se alarga hasta el final. Los primeros datos del escrutinio apuntan a una ligera ventaja del Partido Socialdemócrata (SPD) de Olaf Scholz frente al la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Pero la distancia de tan solo un punto —25,5% para el SPD frente al 24,5% de la CDU/CSU, según el recuento a las 19.59 horas de la cadena ARD— apunta a que todo está abierto. La última palabra la tendrán Los Verdes y los liberales del FDP, socios necesarios para coronar a Scholz o a Laschet. Es muy posible que los alemanes se vayan esta noche a la cama sin saber a ciencia cierta quién mandará los próximos cuatro años.

Los Verdes —dispuestos a coaligarse con unos y con otros, pero más proclives a Scholz— obtienen en torno al 15%. Es el mejor resultado de su historia, pero queda muy lejos del objetivo de su candidata, Annalena Baerbock, de convertirse en canciller. Los liberales, que tiran claramente por la CDU de Armin Laschet, mejorarían ligeramente sus resultados con un 12%. Con estos datos en la mano, tanto Scholz como Laschet podrían ser canciller. Pero el que quede primero debería tener la primera palabra.

Matemáticamente hay varios tripartitos posibles, pero las opciones más realistas se reducen a dos: la llamada coalición semáforo (SPD, verdes, liberales); y la Jamaica (CDU/CSU, verdes y liberales). Todo parece indicar que los ecologistas y el FDP tendrán que ponerse de acuerdo pese a sus muchas diferencias programáticas. La caída de los poscomunistas Die Linke al 5%, a punto de salir del Bundestag, cierra las opciones a un tripartito de izquierdas y otorga más capacidad de negociación a los liberales de Christian Lindner.

Tras las elecciones, Alemania se asoma a unas larguísimas negociaciones. Hace cuatro años, Merkel necesitó casi medio año hasta cerrar la tercera gran coalición en sus 16 años de Gobierno. La parálisis del país más poblado (unos 83 millones de habitantes) y con mayor peso económico de la Unión Europa amenaza con dejar descabezado al club europeo en unos meses en los que asoman grandes retos en el horizonte. La UE debe decidir sobre asuntos tan importantes como cuándo reinstaurar las reglas fiscales para no entorpecer la salida de la crisis o qué respuesta debe dar al nuevo escenario internacional que se abre con la crisis en Afganistán y los problemas de la Administración Biden con Francia por la alianza militar que Washington ha tejido con el Reino Unido y Australia.

Sigue leyendo en El País

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto