Internacional

Un coronel del ejército de Colombia fue destituido tras ordenar un asesinato

Cinco militares fueron sancionados por el crimen de Dimar Torres y reaparece el fantasma de las ejecuciones extrajudiciales.

Getty Images
Por Silva Claudio
Miércoles 12 de Ago, 2020 - 01:39

Parece el regreso de los falsos positivos. La Procuraduría de Colombia sancionó a cinco militares por el crimen de Dimar Torres, un exintegrante de las FARC dedicado a labores agrícolas. Los integrantes del ejército lo asesinaron “a sangre fría” el 22 de abril de 2019 en la región del Catatumbo.

Torres es uno de los más de 200 firmantes del acuerdo de paz que fueron asesinados en los casi cuatro años transcurridos desde el pacto. El Ministerio Público destituyó a Jorge Pérez Amézquita, un teniente coronel retirado, quien entonces era el comandante del batallón involucrado en el crimen.

Pérez fue inhabilitado por 20 años para ejercer cargos públicos por ser el “provocador e instigador” de la ejecución. También fueron destituidos e inhabilitados, al menos 12 años, tres soldados y el cabo segundo Daniel Gómez Robledo. “Lo detuvo, lo requisó, le disparó por la espalda y lo remató”, aseveró la Procuraduría.

La justicia ya había condenado a Gómez, a 20 años de cárcel como autor material. Los otros soldados ayudaron a ocultar el cuerpo y otras evidencias. El País informa que el entonces ministro de defensa Guillermo Botero, manifestó en un primer momento que el asesinado había muerto en un forcejeo al intentar arrebatar el fusil al cabo.

El caso reinstala la crisis de los llamados “falsos positivos”, los asesinatos de civiles por militares y para presentarlos como bajas de guerrilleros. Botero renunció en noviembre, ante la inminente aprobación de otra moción de censura que lo acusaba de ocultar la muerte de al menos ocho menores de edad en un bombardeo.

El gobernante colombiano Iván Duque

El gobernante colombiano Iván Duque

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto