Fútbol

Mauricio Pinilla y el palo ante Brasil en el Mundial 2014: Si la pelota entraba, me iba a jugar a Real Madrid

El delantero de Coquimbo Unido volvió a recordar aquella jugada de los octavos de final ante los locales en dicha Copa del Mundo.

Por Gonzalo Miranda
Lunes 13 de Jul, 2020 - 06:54

Algunos la consideran la jugada que cambió a la Generación Dorada o la que marcó un punto de inflexión en dicho grupo de futbolistas. La tarde del 28 de junio del 2014, la historia pudo cambiar para siempre para la Roja, pero el travesaño dijo que no.

Se jugaba el último minuto del tiempo agregado ante Brasil por los octavos de final de la Copa del Mundo organizada por los propios brasileños, cuando Mauricio Pinilla sacó un potente disparo desde fuera del área que se estrelló contra el travesaño, dejando a los locales con el alma en un hilo.

Aquella jugada fue recordada por el propio protagonista en conversación con el canal de YouTube, Domingos Dominicales “cuando tú estás jugando un partido y tienes una jugada de un palo, pierdes la noción del tiempo y de dónde estás, si es un Mundial o no”.

“Tomas conciencia de eso cuando llegas al camarín y piensas que si esta pelota entraba eliminábamos a los brasileños, yo me iba a jugar a Real Madrid y me compraba una mansión en Los Angeles”, agregó el delantero de Coquimbo Unido.

Sobre lo mismo, aseguró que “te pasas todos esos rollos, pero seguramente mi vida hubiera cambiado, no sé si para bien o para mal. Quizás estaría separado viviendo en un penthouse a lo Hugh Hefner, o quizás bajo un puente”, insistió.

Pinilla contó además que nunca volvió a mirar la jugada “voy a contar un secreto: yo no veo mis partidos ni mis goles, me da vergüenza verme en televisión jugando. Es lo único que me da vergüenza, así que evito ver las jugadas y esta jugada yo nunca me he metido a revisarla. Solo cuando me la mandan, pero cuando la veo la cambio. Me mandaron una de cuando la pelota entraba y todos celebraban, (Claudio) Palma gritaba el gol”, comentó.

“Lo único que recuerdo de ese partido es que desde que entré, hice un partidazo hasta esa jugada. De hecho, trato de acordarme y creo que no perdí ninguna pelota, me moví bien, asistí bien y después vino esa jugada de mierda”, complementó.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto