Fútbol

El día en que la U bajó la estrella número 13 de la mano de “Don Marka”

Se cumplen once años del triunfo azul en el Apertura 2009 derrotando en la final a Unión Española en Santa Laura.

Archivo
Por Juan Vera Valdés
Martes 07 de Jul, 2020 - 19:01

Por Cristián Alejandro Cavieres.

Aquel 7 de julio de 2009 en Los Ángeles, Estados Unidos se realizó el funeral del Rey del Pop, Michael Jackson. Una multitudinaria despedida póstuma al artista que había fallecido 12 días antes.

Mientras realizaban el último adiós al intérprete de “Thriller”, en Chile quedaban pocas horas para la gran final del Torneo de Apertura 2009 entre Unión Española y Universidad de Chile en el Estadio Santa Laura. En la ida disputada en el Estadio Nacional, tres días antes habían igualado uno a uno.

Muchos hinchas de la U hicieron su mayor esfuerzo por conseguir una entrada que se vendieron en la Universidad SEK y en el mismo recinto de la Plaza Chacabuco con más de algún problema, y es que nadie quería perderse ese partido.

Los hispanos de gran campaña de la mano de Luis Hernán Carvallo (el mismo quien meses antes los salvó del descenso), obtuvieron el primer lugar en la fase regular. En los playoffs eliminaron sin mayores problemas a O`Higgins y por penales a Universidad Católica. Mientras que los azules ocuparon la segunda plaza en los partidos previos y en las rondas finales eliminando de manera dramática a Audax Italiano y Everton, por lo que se hizo justicia con quienes llegaron al duelo definitivo.

En la U con la obligación de anotar ya que, de igualar sin goles, el campeón era el equipo de Independencia por haber anotado como visita en el primer partido. Los universitarios eran dirigidos por el uruguayo Sergio Markarián, quien semanas antes había anunciado que, terminada la participación en el certamen, él dejaba de ser el técnico de la U, por lo que ese fue el último partido de “Suavetón”.

Duelo de trámite parejo, con la U llegando con mayor regularidad al arco de Limenza que su rival, pero no podían romper el marcador. El conjunto local se arrimaba, pero sin mucha claridad, así terminó el primero tiempo.

En el complemento y con dos equipos muy parejos, parecía que los rojos aguantarían y la desesperación azul se instalaría, pero quizás las indicaciones del uruguayo de la U mantuvieron al equipo en plena concentración y sin apurarse, llegó el premio.

Minuto 63, jugada por la izquierda entre José Rojas, Marco Estrada y Emilio Hernández. El “Choro” que saca el centro al área ni siquiera a medía altura, sino casi a ras y encuentro que el charrúa Juan Manuel Olivera realiza el gesto técnico necesario para agacharse, conectar de cabeza y poner el balón abajo y lo más alejado posible de la mano de Limenza. El “Palote” que solo atina a sacar la lengua (una celebración que patentó desde aquella noche), Montillo que lo agarra y abraza, el pueblo azul celebra.

Ahora la película se invertía y era el local el equipo que prácticamente metió a la U en su arco. Además, los laicos sufrieron en el minuto 79 la expulsión de Osvaldo González, además de una dolencia que obligó al Pepe Rojas a abandonar la cancha y ser reemplazado por Marcelo Díaz (sí, Carepato era reserva).

Los intentos de Gustavo Canales, un tiro libre fallido de Miguel Aceval; nada resultaba al equipo de Carvallo. Los corazones azules se detuvieron cuando en el minuto 90, Domeneghini cede a Raúl Estévez, el “Pipa” que controla y Miguel Pinto en un achique fenomenal ahoga el grito de gol de la Unión. Por si fuera poco, tras el córner, David Ramírez saca un remate débil pero ajustado, pero allá llegó Pinto para en un minuto, quizás, realizar sus mejores tapadas defendiendo el arco del equipo que lo vio nacer.

Lo último fue un tiro de media distancia de Ramírez que se fue desviado, la historia parecía escrita y era que la Universidad de Chile lograba coronarse como campeón de manera sufrida quizás como es la historia azul en un martes 7 de julio (al igual que este año) y de la mano de Markarián, quien quizás en seis meses aportó mucho más que un título, para muchos la U ganó en dignidad y grandeza en su gestión.

Consignar que en el banco azul estuvo el actual técnico de los universitarios, Hernán Caputto.

Unión Española (0): Limenza; Rosende, Ampuero (Aceval), Miranda y Madrid; Villagra, Leal (Cordero) y Ramírez; Estévez, Aravena (Domeneghini) y Canales.

U. de Chile (1): Pinto; Contreras, O. González, Olarra y J. Rojas (Díaz); Seymour, Estrada, A. Rojas y Montillo; Hernández (Rivera) y Olivera.

 

 

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto