Economía

Oscar Landerretche en Una Nueva Realidad: “Lo que hace esta catástrofe es hacer que todos los problemas de desigualdad se vuelven aún peores”

El economista conversó con Cristóbal Bellolio sobre la economía antes y después de la pandemia.

Por Rocío Novoa V.
Martes 14 de Jul, 2020 - 00:55
Actualizada el Miércoles 22 de Jul, 2020 - 10:47

En una nueva entrega de Una Nueva Realidad, Cristóbal Bellolio conversó con el economista, académico, investigador y consultor, Oscar Landerretche.

Ilustrando la conversación que se estaba teniendo tras el estallido social, donde el gasto fiscal, inicialmente, debería haber aumentado entre 4 a 5% del PIB, acercándose a países como Portugal. “Chile es un país que tiene un nivel de deuda pública relativamente bajos”, contó.

“A fines de los 90, Chile logró no tener deuda externa. De ahí venimos”, detalló Landerretche, puntualizando que la carga fiscal, los impuestos que se cobraban, eran también bajos, lo que permitiría, en el mediano plazo, tener un acuerdo que permitiera financiar programas que pudieran disminuir la brecha del la desigualdad.

Explicando que el balance entre el mundo público y privado se siembra desde la conversación y la certidumbre a la hora de aumentar impuestos, junto con el aporte que genera el Estado a través de la innovación.

Leer también
Imagen post
Economía

Economista Óscar Landerretche propone “empleos de emergencia” por el coronavirus Covid-19

Imagen post
Nacional

Landerretche: “Es evidente que el Presidente está dividido entre dos puntos de vista en su entorno”

Imagen post
Nacional

“Chacota”, el último libro de Óscar Landerretche, exdirector de Codelco

“Ahora, lo que nos pasó, es que nos llegó este shock global serio. Estamos enfrentando una paralización de la economía severa”, advirtió, llamando a fijarse en las cifras de desempleo. “Estamos hablando de una situación absolutamente catastrófica”, señaló, junto con precisar que “el problema que tenemos es que podemos abordar el tema de la emergencia, pero todo lo que vemos nos indica que, pasado lo peor de la emergencia, no parece que venga un periodo rápido de recuperación”, sosteniendo que “lo que hace esta catástrofe es hacer que todos los problemas de desigualdad se vuelven aún peores”.

Y, para esto, según el economista, “se necesitan líderes que estén en su cabales, sensatos, pensando en el largo plazo, con calma, poniendo la pelota al piso. Pero no es lo que tenemos en estos momentos, por eso se ve muy muy complicado”.

“Los términos del problema son los mismos: necesitamos encontrar un nuevo modelo de desarrollo, que requiere involucrar una acción estratégica del Estado muy superior a la que estamos acostumbrados en Chile. Requiere financiar beneficios sociales mayores a los usuales y, para que eso sea posible, requiere una estrategia para que las empresas encuentren atractivos en un mundo de mayores impuestos. Y además, durante algunos años, necesitamos activar sectores económicos y estrategias que sean compatibles en la pandemia. Y, como la elite económica está en un estado de histeria, esa conversación no la están abordando”, afirmó.

Landerretche y la crisis del capitalismo

“He escuchado de todo: dicen que tras la pandemia se va a acabar el patriarcado, el neoliberalismo, la rigidez laboral. Pero, al final lo que ocurre, como cuando uno ve esas películas de la peste negra, es que siempre en estas crisis hay unos charlatanes se suben arriba de una caja a decir que se viene el fin del mundo y, ojalá, dejen una donación. Y encuentro que es una lesera. Puede ser reconfortante, pero encuentro que no es la forma en la que deben pensar las personas que están en puestos de liderazgo”, reflexionó sobre la idea de la caída del sistema tras la crisis. “Uno tiene que tener cuidado de autoconvencerse de que el mundo inevitablemente va donde uno quiere que vaya”, aconsejó.

Luego, revisó cómo se expresa el fenómeno en diversos Estados. “Un aprendizaje que vamos a tener ahora, es esto de que uno puede hacer el leso con los sistemas de innovación e investigación científica, no es muy sensato. Los países tienen que tener ciertas capacidades tecnológicas y de investigación, porque no sabemos si, cuando se desarrolle la vacuna, no se va a convertir en un objeto de controversia y conflicto internacional estratégico”, desarrolló.

Pero la paradoja también viene desde las crisis de las ideologías social demócratas y las democracias liberales, según Bellolio, lo que complementa Landerretche. “Como ocurre muchas veces en la historia, esa nueva versión se hace sobre el cadáver de la anterior”, ejemplificando con los valores propuestos por Bernie Sanders.

“La nostalgia es un mal consejero para la producción intelectual”, afirmó el economista, llamando a mirar adelante y revisando su generación que fue parte de la ex Concertación, puntualizando ciertas faltas de integridad.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto