Deportes

“La batalla de Santiago”: A 58 años del histórico duelo Chile-Italia en el Mundial del 62

El duelo marcó un antes y un después en la historia de los Mundiales de fútbol.

ANFP
Con información de Carlos Madariaga
Martes 02 de Jun, 2020 - 12:41
Actualizada el Martes 02 de Jun, 2020 - 12:42

Aunque hoy está de “moda” el concepto luego que el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, lo acuñara para indicar lo difícil que resulta en la capital la lucha contra el coronavirus, para los futboleros, la “Batalla de Santiago” es una sola: el Chile-Italia por la fase de grupos del Mundial de 1962, la que ocurrió un día como hoy hace 58 años.

En un Estadio Nacional repleto (66.057 espectadores), el conjunto nacional buscaba su segundo triunfo luego del positivo debut ante Suiza, mientras que los europeos necesitaban ganar luego de debutar con un empate sin goles ante la Alemania Federal.

Si ya deportivamente era decisivo, el choque en la previa se encendió con una crónica del diario italiano “Il Resto del Carlino”, de Bologna, donde se criticó con dureza las condiciones de vida del país, asegurando que Santiago “es el símbolo triste de uno de los países subdesarrollados del mundo y afligido por todos los males posibles”.

Conscientes de la “metida de pata”, los jugadores italianos entraron a la cancha repartiendo claveles. Pero con los ánimos caldeados, un reglamento que recién años después inventó las tarjetas amarilla y roja, y un árbitro permisivo, como el inglés Ken Aston, las condiciones estaban dadas para un duelo intenso, y no precisamente por el alto ritmo deportivo.

Chile Italia

A los 12 segundos ya se había cometido la primera falta. A los 7 minutos, Giorgio Ferrini fue sacado del campo por una fuerte falta sobre Honorino Landa. Pero el hito simbólico de este encuentro fue el puñetazo que Leonel Sánchez le propinó a Mario David luego que éste lo pateara en el suelo tras retener el balón tras una infracción. El juez del partido no cobró falta alguna, pero a los minutos, David le tiró una patada voladora a Sánchez en venganza. Ahí, al británico Aston no le quedó otra que expulsar al italiano.

Ya con el rival disminuido, el equipo nacional logró sobreponerse al desgaste físico y mostró un mejor fútbol, para terminar ganando 2-0 con tantos de Jaime Ramírez y Jorge Toro, asegurando su clasificación a los cuartos de final de su Mundial.

En la revisión histórica, este duelo terminó siendo calificado como de los más violentos en la Copa del Mundo. Fama a la que no ayudó, claro, la presentación que hizo la BBC en la retransmisión del encuentro, señalando que el Chile-Italia “es la exhibición de fútbol más estúpida, espantosa, desagradable y vergonzosa en la historia de este deporte”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto