Tendencias y curiosidades

Cambios de forma y fondo: Todo lo que quedó en evidencia con la redecoración del Salón Oval tras la llegada de Joe Biden a la presidencia de EE.UU.

El nuevo presidente de los Estados Unidos se decidió por figuras históricas y dejó de lado algunos lujos que tenía su antecesor, Donald Trump.

Jim Watson vía Getty Images
Por Natalia Cáceres
Sábado 23 de Ene, 2021 - 14:31
Actualizada el Sábado 23 de Ene, 2021 - 14:40
Compartir

El nuevo presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, estrenó su despacho en la Casa Blanca. En el país, es casi una costumbre implícita que el denominado Salón Oval sea decorado por cada mandatario como una representación simbólica de su futuro gobierno.

Biden no fue la excepción. El presidente removió algunas piezas polémicas, añadió los bustos de activistas civiles y y retiró cualquier muestra de lujo, visión muy lejos de las grandes excentricidades de su predecesor, Donald Trump.

“Era importante para el presidente Biden entrar a un Despacho Oval que se pareciera a Estados Unidos y empezara a dar una visión de quién va a ser él como presidente“, explicó Ashley Williams, subdirector de operaciones del Despacho Oval, a The Washington Post durante una visita exclusiva.

1. El “red button” de Trump

Oficina oval Biden

Uno de los cambios que más se comentó por redes sociales fue la remoción del “botón rojo” de Trump. El otrora presidente mantenía junto al teléfono de su escritorio una caja de madera, que contenía un botón y con la que el mandatario jugaba cuando recibía visitantes diciéndoles que “era el detonador de su arsenal nuclear”, pero que en verdad era para avisar que se había quedado sin su bebida favorita, la Coca Cola light. Los rumores cuentan que Trump podría ingerir hasta doce latas del refresco, que eran traídas a su despacho por un mayordomo y en bandeja de plata. Un detalle que el comentarista político y presentador Tom Newton Duun notó que Biden removió durante su primer día.

“Cuando Tim Shipman y yo entrevistamos a Donald Trump en el 2019, nos fascinamos con qué era lo que hacía el botón rojo. Eventualmente Trump lo presionó, y un mayordomo le trajo rápidamente una Coca Cola light en una bandeja de plata. Se ha ido ahora”, señaló el periodista en Twitter.

2. Los bustos de la Oficina Oval y las fotografías de Biden

Otro cambio sucedió con los bustos de la Oficina Oval. Biden retiró los del ex primer ministro británico Winston Churchill y el del ex presidente Abraham Lincoln. El ex presidente Barack Obama también había removido el busto de Churchill durante su gobierno, lo que incluso le significó una fuerte discusión con el entonces ministro de Exteriores de Reino Unido, Boris Johnson, quien lo acusó de “mantener una aversión ancestral contra el imperio británico“.

En su lugar, puso sobre la chimenea el de Martin Luther King, uno de los favoritos del ex presidente Obama, y el de Robert F. Kennedy, dos de los activistas civiles que el presidente más admira y que menciona constantemente en sus discursos. También están en el salón los de la ex primera dama Eleanor Roosevelt y la activista contra el racismo, Rosa Parks.

Y detrás del Resolute Desk, como también es conocido el escritorio presidencial, el mandatario decidió colocar el busto del líder sindical latino César Chávez, quien luchó por los derechos de los trabajadores del campo y  popularizó el conocido “Sí, se puede”, de su compañera de sindicato Dolores Huerta, que años después utilizaría Obama como slogan de su campaña presidencial en 2008.

El busto de Chávez fue colocado como una muestra de cercanía hacia los latinos residentes en el país. De hecho, una de las propuestas más ambiciosas del gobierno de Biden es un plan de reforma migratoria, que le permitiría optar a la ciudadanía americana a más de 10 millones de personas indocumentadas.

La nieta del dirigente sindical, Julie Chávez Rodríguez, también llegó a la Casa Blanca como directora de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de Biden.

Las fotografías familiares que el mandatario mantiene detrás del escritorio también llamaron la atención de la prensa. En las postales se pueden apreciar distintos momentos de la familia Biden, de su esposa y primera dama, Jill Biden, y los recuerdos de su hijo Joseph Robinette “Beau” Biden, quien falleció debido a un cáncer.

Pero también hay una fotografía del mandatario con el Papa Francisco, con quien se ha reunido en múltiples ocasiones desde que este último fuese pontificado en el año 2013. Cabe recordar que Joe Biden es el primer presidente católico de Estados Unidos desde John F. Kennedy, y el segundo en la historia americana.

3. Retratos presidenciales, esculturas y pinturas

El retrato del séptimo presidente de Estados Unidos, Andrew Jackson, también fue reemplazado. Trump admiraba mucho a Jackson, otro líder polémico, cuyo gobierno fue ampliamente criticado por la historia tras haber sido el artífice detrás del “camino de lágrimas” de los nativos americanos, que fueron expulsados de sus propias tierras en su gobierno, entre 1836 y 1839.

Oficina Oval Biden

En su lugar, Biden colgó el retrato del ex presidente Franklin Delano Roosevelt, quien guiara al país durante la Segunda Guerra Mundial e ideara el “New Deal” para combatir la gran depresión del ’29.

El nuevo mandatario ordenó también la colocación de una escultura que representa un caballo y un jinete de Allan Houser de la tribu Chiricahua Apache, como un símbolo de conexión y representatividad de los nativos americanos en su gobierno.

El presidente Biden también se decidió por juntar los cuadros del ex presidente, Thomas Jefferson, y el del ex secretario del Tesoro, Alexander Hamilton. Ambos hombres mantenían constantes desacuerdos entre sí, y sus retratos siempre habían sido colgados uno lejos del otro. Juntarlos es una forma de Biden de demostrar que las diferencias de opinión son la base de la democracia de cualquier país. Los retratos de George Washington y Abraham Lincoln también fueron colocados juntos.

En tanto, el óleo “Avenue in the Rain” que se ha mantenido en el despacho presidencial durante los gobiernos de Trump, Obama y Bill Clinton, fue retirado y cambiado de lugar.

oficina oval Biden

4. Banderas y cortinas

Las banderas de las diferentes ramas del Ejército que Trump mantenía tras el resolute desk también fueron removidas. En su lugar, Biden prefirió conservar solamente la de los Estados Unidos y la que representa el emblema del presidente.

También hubo un pequeño y casi desapercibido cambio. Biden retiró las cortinas doradas que su predecesor colocara cuando llegó al gobierno, en 2017, cambiándolas por otras de un dorado menos intenso y otro par de cortinas azules, similares a las que tenía el presidente Bill Clinton durante su mandato.

oficina oval Biden

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto