Noticias

El épico combate con el que Ash llegó a su primera final de liga

El protagonista de Pokémon derrotó a un calculador Sawyer en las semifinales.

Por ADNradio.cl
Jueves 28 de Jul, 2016 - 15:53
Actualizada el Jueves 23 de , -

Hoy es un día histórico para los fanáticos de Pokémon, ya que se estrenó en Japón el capítulo 35 del ciclo XY&Z, donde Ash por fin logró acceder a la final de la Liga Kalos, la primera en más de 800 capítulos de la serie, sin considerar las victorias de la Liga Naranja y Batalla de la Frontera.

En el capítulo 34, Alain espera rival en la instancia definitoria entre el protagonista y Sawyer (Shouta en japonés), quienes llegaban bastante igualados a su tercer Pokémon en una batalla al mejor de seis.

El oriundo de Pueblo Paleta ya había perdido a Hawlucha y Talonflame, mientras que su rival se había quedado sin su Slaking y su Clawitzer. Frente a frente, Ash mantenía en un boscoso escenario a Pikachu, mientras que el Aegislash de Sawyer se disponía a derribar los árboles del campo para ganar ventaja. 


 

 

Con una genial estrategia, Ketchum revirtió la situación: Levantó con una cola de hierro los troncos derribados y de ese modo recuperó la velocidad de su pokémon más fiel para evitar que su rival ocupara escudo real y derrotarlo con un fulminante impactrueno.

Luego de eso, vino un cambio de arena. Del bosque, los entrenadores pokémon pasaron a combatir en el desierto. Sin embargo, la refriega siguiente entre Noivern y Salamence -la forma evolucionada de aquel Shelgon que Sawyer ya nos había mostrado en capítulos anteriores- se desarrolló en el aire.

La feroz escaramuza terminó en un empate, con ambas criaturas fuera de combate, recordándonos una batalla similar que tuvo Ash con su Lapras ante el Gengar de Drake en la Liga Naranja.


 

En desventaja, Sawyer sorprendió con un Slurpuff, un pokémon tipo hada que tiene ventaja sobre los tipo dragón como el Goodra que decidió elegir Ketchum.

La tenacidad de este último, le permitió a Ash lograr un nuevo empate y obligar a su rival a liberar a su pokémon más poderoso: Sceptile, quien no tuvo mayores problemas para deshacerse de un debilitado Pikachu.


 

 

El combate definitivo es entonces entre este pokémon tipo hierba y el Greninja de Ash, uno de los favoritos de los fanáticos de esta nueva generación.

Un agitado inicio obligó a ambos entrenadores a mejorar a su criaturas. Mientras Sawyer llevó a su pokémon a la evolución mega, Ketchum hizo lo propio con esa misteriosa evolución que sincroniza el corazón de Greninja con el suyo.

La coordinación de estos dos fue increíble y lograron ganar en un emocionante combate con un súper shuriken de agua que acabó con su rival.


 

 

Ash podría seguir escribiendo historia en la saga si derrota a su último contrincante, Alain, a quien comenzará a enfrentar en el capítulo 36 que se estrenará el próximo jueves. ¿Podrá Ketchum ganar su primera Liga Pokémon?

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto