Nacional

Juzgado de Panguipulli decretó arresto domiciliario total contra carabinero que disparó a joven malabarista

Desde la parte querellante apelaron a la medida cautelar dictaminada por el tribunal.

Por Rodrigo Miño Silva
Con información de Axel Troncoso
Lunes 08 de Feb, 2021 - 20:32
Actualizada el Lunes 08 de Feb, 2021 - 23:56
Compartir

Después de más de siete horas de audiencia, la tarde de este lunes el Juzgado de Garantía de Panguipulli decretó arresto domiciliario total para el funcionario de Carabineros Juan González por homicidio simple, tras disparar y dar muerte al malabarista Francisco Martínez el pasado viernes 5 de febrero, en el centro de la comuna ubicada en región de Los Ríos.

El juez Felipe Muñoz resolvió que “en relación a la alegación de la defensa sobre la concurrencia de la eximente de responsabilidad de legítima defensa, en cuanto a causal de justificación, el tribunal no la comparte en la razón de que por los fundamentos expuestos precedentemente no concurren al requisito de necesidad racional y estimándose que los antecedentes vertidos por el Ministerio Público en audiencia permiten concluir que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, atentido el ilícito perseguido en asignado caracter y gravedad del mismo, se hará lugar a lo pedido por la Fiscalía y se decretará en contra del imputado la medida cautelar de arresto domiciliario total”.

Respecto al proyectil que le ocasionó la muerte al joven, el magistrado dijo que “el último disparo percutado, y cuyo proyectil ocasionara la muerte del afectado, no se encuentra amparado por el derecho, constituye en exceso policial en el uso de la fuerza y con ello, la conducta del imputado debiese en antijurdíco”.

Sin embargo, el juzgado expresó que los machetes que portaba la víctima “no es menos cierto que por el material metálico de su composición y peso de un utensilio de dichas características, en el evento de ser utilizado como arma , blandiándolo, en el eventual de dicho uso igual mantiene caracter potencialmente letal, toda vez que dirigido en golpe hacia la cabeza o cuello, puede producir lesiones de gravedad o incluso, la muerte“.

Finalmente, el tribunal decretó cuatro meses de investigación, mientras que el abogado querellante particular como representantes del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), anunciaron que apelarán a la medida cautelar contra el imputado, para que el un tribunal de alzada decrete prisión preventiva para el funcionario policial.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto