Nacional

Capitán que denunció hechos de corrupción en el Ejército fue condenado por sedición

Rafael Harvey Valdés fue quien expuso, entre otros casos, que un grupo de funcionarios (que están procesados por fraude al fisco) fueron ascendidos de rango.

Por David Muñoz
Viernes 01 de Feb, 2019 - 17:46

El diario The Clinic reveló que el Segundo Juzgado Militar condenó a cinco años de reclusión militar en su grado máximo al capitán Rafael Harvey Valdés, el mismo que ha denunciado una serie de hechos de corrupción al interior del Ejército.

De acuerdo al reportaje (que se basa en la resolución judicial a la cual tuvo acceso el medio de comunicación), se inició una investigación en la justicia castrense en septiembre de 2015, la cual concluyó que la autoridad marcial indujo a desertar a 13 soldados que efectuaban su servicio militar en el Regimiento de Artillería N°1, los cuales acusaron varias irregularidades de parte de sus superiores, como por ejemplo malos tratos, cobros indebidos y amenazas.

Con respecto a la condena, vale precisar que el delito de sedición impropia castiga a quien induzca "a cualquier alboroto o desorden, de palabra, por escrito o valiéndose de cualquier otro medio, o hiciere llegar a conocimiento de las tropas especies destinadas a causarles disgusto o tibieza en el servicio"; una normativa que se usó en los 90 para perseguir a periodistas que indagaban casos de corrupción al interior del Ejército.

La condena ya había sido anticipada por el propio Harvey, quien señaló en noviembre pasado que esta sería una represalia por las constantes denuncias en contra de la "red de protección a la corrupción" que existiría en la entidad marcial.

Dentro de los casos que expuso el capitán, se cuenta por ejemplo el vinculado a los ascensos que realizaba el Ejército a uniformados que mantenían causas abiertas por fraude al fisco, decisión que era argumentada con falta de información al respecto.

Por último, vale decir que Harvey ya había sido derivado en 2015 a prisión preventiva por la misma causa, por lo que se le abonarán los 22 días que permaneció privado de libertad. De paso, deberá cumplir "la pena accesoria legal de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos (…), y a la pena accesoria militar de separación de servicio".

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto