Música

“Demencial”, “experiencia religiosa” y “mejor que Netflix”: C. Tangana demostró (otra vez) por qué es uno de los mejores shows del 2022

El Madrileño repletó nuevamente el Movistar Arena y emocionó con su puesta en escena teatral y lúdica, además de su desbordante carisma.

Fauna Producciones
Por Soledad Reyes
Miércoles 30 de Nov, 2022 - 03:27
Actualizada el Miércoles 30 de Nov, 2022 - 03:51
Compartir

La avalancha de conciertos de este 2022 partió con un nombre: C.Tangana. Uno que abrió los fuegos luego de una temporada de cuarentenas y pandemia donde la música dejó de sonar por largo rato.

Por eso, la propuesta teatral del cantante conquistó. Y, en ese Movistar Arena del mes de marzo, cerrando el Fauna Otoño, varios consideraron que su show era de lo mejor que se había visto.

Así, cuando Pucho, como le dicen cariñosamente al artista, confirmó una nueva fecha en Santiago, que cerraría el ciclo de su gira Sin Cantar ni Afinar, muchos de los que se quedaron con ganas decidieron ir a verlo. Y otros, sencillamente, se repitieron el plato, pensando que nuevamente disfrutarían de la experiencia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Radio ADN (@adnchile)

Pero el concierto de El Madrileño fue mucho más que una segunda parte buena. La noche con el intérprete de Demasiadas Mujeres se convirtió en una “experiencia religiosa”, “demencial” y completamente fascinante, que no solo convenció con aquello de ser uno de los mejores recitales del año, sino que elevó aún más la vara, dejando claro que el español es el “último ídolo”, como lo calificaron algunos.

C.Tangana y una noche brutal

Con una puesta en escena que emula una celebración, con una mesa, copas, comida y un mesero que también roba protagonismo, C. Tangana recuerda esas reuniones familiares con guitarreo, donde el baile, la alegría y el alcohol abundan.

Una propuesta teatral que, en su nueva venida al recinto del Parque O’Higgins, tuvo más canciones y mucha más emoción, ya que Santiago era la última parada de su tour. “Para mí esto es un sueño… mejor que Netflix”, dijo el cantante con gran simpatía y evidente emoción en los ojos.

De hecho, durante toda la jornada, Antón Álvarez Alfaro, nombre real de la estrella de Ingobernable, se mostró de lo más conmovido, haciendo hincapié en que la noche sería el punto con el que culminaría un recorrido de cuarenta shows por todo el mundo, y que sería en un lugar donde nunca imaginó ser tan bien recibido, como lo comentó, además del país de su novia, la fotógrafa chilena Rocío Aguirre.

Por eso, este cierre tomó tintes de épico, e hizo que C. Tangana repitiera, una y otra vez sobre el escenario, que era la mejor presentación de su vida, mientras bebía eufórico y hasta se besaba con su pareja sobre el stage.

Algo en lo que también concordaron los asistentes, que en Twitter calificaron de “brutal” el evento, junto a figuras como Natalia Valdebenito, Eliza Zulueta, Paloma Salas y Nicolás Oyarzún, quien ya había ido al recital de marzo, y que llegaron en masa a disfrutar de hits como Me Maten, Nunca Estoy y Ateo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Radio ADN (@adnchile)

De esta forma, la nueva visita de C. Tangana dejó al público en llamas, y al mismo cantante y su equipo viviendo una fiesta interminable, donde festejaron en el mismo escenario, y con emoción real y honesta, el fin de un camino lleno de éxitos.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto