Música

Un homenaje y un hito latinoamericano entregó la Sinfónica Nacional de Chile

La agrupación estatal, dirigida por Rodolfo Saglimbeni, ofreció un macizo concierto en el Teatro Universidad de Chile, donde brillaron las percusiones.

@CEAC U.Chile
Por Álvaro Gallegos
Lunes 03 de Oct, 2022 - 11:54
Actualizada el Lunes 03 de Oct, 2022 - 12:20
Compartir

La Orquesta Sinfónica Nacional de Chile volvió a ajustar (para mejor) su horario de los días sábado, esta vez a las 18 horas. Ideal para que después de disfrutar un buen concierto en el Teatro Universidad de Chile, ir por un bebestible o a cenar.

El primer programa de este nuevo horario resultó más que especial, en cuanto a oferta y a resultado. Rodolfo Saglimbeni, titular de la agrupación, sigue dando luces de sus grandes capacidades para afrontar distintos tipos de repertorio, y cosechando los mejores resultados por parte del amplio contingente de músicos.

La primera parte consistió de la Suite “Al Sur del Mundo”, en homenaje al querido maestro Guillermo Rifo, fallecido en enero pasado, y que además por tres décadas fue solista en percusión de la orquesta estatal. Tal como sugiere su denominación, la partitura recoge fragmentos de la música incidental que Rifo hiciera para el recordado programa de televisión.

Son temas, texturas, y colores musicales que llegaron a millones de hogares chilenos, y que inevitablemente evocan los bellos parajes australes de nuestro país. La comprometida visión de Saglimbeni hizo vívida esta música, en la que quizás debe ser una de las mejores interpretaciones que se han escuchado de esta obra, y que fue además ensalzada por los solistas de la orquesta. El fade-out final sonó perfecto.

Percusiones de la OSNCH

Percusiones de la OSNCH

La segunda mitad del concierto revisitó un auténtico ícono musical latinoamericano. “La Noche de los Mayas” de Silvestre Revueltas, al igual que la anterior ofrenda, extrae los momentos más excelsos de la partitura que el extraordinario compositor escribiera para la película de aquel nombre. Su fuerza rítmica, su alusión a primitivismo y folklorismo azteca, sus pasajes calmos, todo se concentra en un diamante sinfónico, donde la orquesta se elevó a grandes alturas, recordando en cierta medida lo que Saglimbeni y conjunto hicieron en abril pasado cuando estrenaron en Chile el Concierto para Piano de Lutoslawski.

Mención especial para las percusiones. Aquí se requieren diez intérpretes, por lo que percusionistas invitados se sumaron a los habituales, comandados por el solista Juan Coderch. El cuarto movimiento, de hecho, posee un extenso pasaje de percusiones solas, incluyendo una improvisación, todo manejado de manera ejemplar por Saglimbeni.

Este próximo sábado 8, a las 18 horas, la orquesta colaborará con la distinguida pianista chilena Edith Fischer en el Concierto No.4 de Beethoven, complementado con la espectacular Sinfonía No.5 de Shostakovich. Imperdible.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto