Internacional

La BBC reveló lobby de gobiernos para alterar informe sobre el cambio climático antes de la COP26

De acuerdo a documentos filtrados y que recogió el medio británico, al menos seis países presentaron argumentos para minimizar, modificar y criticar premisas científicas en torno a las energías limpias.

Getty
Por José Campillay
Miércoles 27 de Oct, 2021 - 20:43
Actualizada el Miércoles 27 de Oct, 2021 - 22:26
Compartir

La BBC publicó un artículo que detalla los gobiernos que realizaron lobby para modificar un informe sobre el cambio climático previo a la COP26.

Según los antecedentes, al menos seis países trataron de cambiar un informe científico que resulta ser clave. Este documento es fundamental para abordar temas del calentamiento global.

Todo esto se da de forma previa a la realización de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Glasgow, Escocia.

Entre los países nombrados en los documentos aparecen Arabia Saudita, Japón, Australia y Noruega. Además, en Sudamérica está el caso de Argentina y Brasil.

La filtración apunta a que estos gobiernos solicitaron a la ONU que minimice la necesidad de alejarse del uso de combustibles fósiles.

Por otra parte, se evidencia que algunas naciones ricas están cuestionando pagar más a los estados más pobres para ayudarlos a adoptar el uso de tecnologías de energías más limpias.

En este caso, entre las naciones con más recursos que hicieron público su disgusto y críticas, aparecen países como Suiza y Australia.

Todo esto sucede en la previa de la COP26 que organiza la ONU, donde se le pedirá a los gobiernos que se comprometan a realizar acciones concretas para frenar el cambio climático.

Los documentos a los que accedió la BBC también contienen más de 32 mil presentaciones escritas de gobiernos y compañías. Todas están dirigidas al grupo de científicos que realiza el informe fundamental que presentarán desde la Organización de las Naciones Unidas.

La importancia del informe de la ONU

Cabe mencionar que este informe se hace cada seis o siete años y a cargo del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, en inglés).

El documento resulta ser fundamental a la hora de timar decisiones sobre cómo se debe abordar el cambio climático que afecta al planeta.

En definitiva, estos datos que presentan los científicos son cruciales para negociar entre los diferentes países sobre los parámetros que se establecen en esta materia.

La mayoría de los gobiernos demuestra una buena disposición y entregan comentarios constructivos para trabajar en una mejora del reporte final.

Sin embargo, son varios los países y organizaciones que argumentan en sus escritos que el mundo no necesita reducir el uso de combustibles fósiles tan rápido como se recomienda actualmente.

La posición de los países

Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo, reclama eliminar que “el enfoque de los esfuerzos de descarbonización en el sector de los sistemas energéticos debe estar en cambiar rápidamente a fuentes de cero carbono y en eliminar activamente los combustibles fósiles”.

Noruega argumenta que los científicos de la ONU deberían ver la captura y almacenamiento de carbono como una herramienta potencial para reducir las emisiones de combustibles fósiles.

Por su parte, dos de los mayores productores de carne y cultivos para consumo animal del mundo, Brasil y Argentina, también hicieron declaraciones al respecto. Ambos países argumentaron en contra de la evidencia que afirma que es necesario bajar el consumo de carne para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Desde Brasil dicen que es incorrecto que “las dietas a base de plantas pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero“. Esto, apuntando a que se manejan cifras de hasta un 50% en comparación con la dieta occidental promedio.

Argentina, además, cree que hay que quitar del informe las referencias a los impuestos sobre la carne roja. También se mostraron contrarios a la campaña “Lunes sin carne”.

Cabe mencionar que dicha iniciativa insta a las personas a renunciar a la carne por un día, con la justificación de “evitar la generalización sobre los impactos de las dietas a base de carne en las opciones bajas en carbono”.

De esta manera es que algunos gobiernos han realizado diversas acciones y lobby para intentar modificar un informe clave para el cambio climático. Esto evidencia el complicado momento que se vive en esta materia de cara a una nueva realización de la COP26 de la ONU.

Síguenos en El Mostrador Google News
Lo más visto