Internacional

Jesuita secuestrado en dictadura argentina dijo que el papa no lo denunció

”Orlando Yorio y yo no fuimos denunciados por el padre Bergoglio”, afirmó Franz Jalics, secuestrado en 1976. ”Es falso sostener que nuestro secuestro se produjo a iniciativa del padre Bergoglio”, agregó.

Por Diario El País
Jueves 21 de Mar, 2013 - 10:04
El jesuita Franz Jalics, secuestrado en 1976 por la dictadura argentina y residente en Baviera desde 1978, aseguró que el ahora papa Francisco no lo entregó a la Junta militar que controlaba entonces el país sudamericano, según una declaración difundida por su orden religiosa desde Alemania.

"Lo cierto es que Orlando Yorio y yo no fuimos denunciados por el padre Bergoglio", afirmó Jalics, respecto al secuestro sufrido por él y su compañero de orden, así como de las sospechas de colaboración con la dictadura sobre Jorge Mario Bergoglio.

El actual papa era entonces Provincial de la orden jesuita en Buenos Aires y los dos sacerdotes ejercían en una villa miseria de la capital argentina cuando fueron secuestrados y torturados. "Es falso sostener que nuestro secuestro se produjo a iniciativa del padre Bergoglio", aseguró Jalics.

"Antes creía que habíamos sido víctimas de una denuncia. A finales de los 90, tras varias conversaciones, llegué a la conclusión de que esas suposiciones eran infundadas", comenta el jesuita, de 87 años.

La declaración de Jalics sucede a las acusaciones difundidas tras la elección del arzobispo bonaerense como sucesor de Joseph Ratzinger, principalmente en medios argentinos, según las cuales Bergoglio no intercedió ante la Junta por Jalics y Yorio, fallecido hace unos años en Uruguay.

En una primera declaración escrita, hace una semana, Jalics afirmaba no poder hacer pronunciamiento alguno sobre el papel desempeñado por Bergoglio en el caso y añadía que para él el caso estaba cerrado.

A la declaración de Jalics siguió un categórico desmentido del Vaticano sobre cualquier colaboración del actual papa con la dictadura militar argentina (1976-1983) y atribuyendo las informaciones en sentido contrario a una campaña mediática.

La cuestión de la presunta colaboración del papa Francisco con la dictadura militar lleva años discutiéndose en Argentina, apuntaladas por informaciones del periodista Horacio Verbistky, que ahora retomó la cuestión. El propio Bergoglio contestó a las acusaciones en 2010, en el libro El jesuita, de Sergio Rubin y Francesca Ambroguetti, y rechazó tal colaboración.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto