Internacional – Fútbol

Deportes con Historia: la leyenda del rey Pelé, a punto de cumplir 80 años

En la columna deportiva de Ciudadano ADN, Cristián Arcos recordó la figura y la reiterada presencia en Chile del que es considerado, por él y por muchos expertos, como el mejor futbolista de la historia.

Por Ciudadano ADN
Lunes 19 de Oct, 2020 - 22:57

Este viernes 23 de octubre, el gran Pelé cumple 80 años, convaleciente de una operación de cadera que lo lleva silla de ruedas, y cuidándose de la pandemia en la localidad costera brasileña de Guarujá, cercana a su querida Santos. En Deportes con Historia, la columna deportiva de Ciudadano ADN, Cristián Arcos hizo su homenaje al que es considerado “más allá de los fanatismos, y lo dice un maradoniano”, el mejor futbolista de la historia.

Edson Arantes do Nascimento ganó tres mundiales con la selección brasileña, siendo figura principal en todos ellos. Proveniente de una familia de origen humilde, su padre fue futbolista del Atlético Mineiro. A los 15 se prueba como jugador en el Santos, y a los 17 ya se había convertido en figura. Para Arcos, “Pelé cambió la historia del deporte” en tiempos en que “el fútbol requería de una gran figura”.

Pelé jugó muchas veces en Chile, en la década del 60, donde los chilenos pudieron ver en cancha al mejor futbolista de todos los tiempos una vez al año. Uno de ellos fue el considerado el mejor partido de la historia del Estadio Nacional, el 16 de enero de 1965, protagonizado por el Santos contra la selección de Checoslovaquia, segundo en el mundo por esos años.

En ese encuentro, el equipo brasileño ganó por 6-4, en un partido arbitrado por el chileno Rafael Hormazábal, quien años después confesó que dejó durar el partido seis minutos adicionales, “porque estaba tan bueno que no lo quería terminar”.

“Pasarán los años y todos lo recordarán. Si Pelé hubiera jugado por Checoslovaquia probablemente el resultado habría sido inverso”, consignó en la prensa escrita de la época el legendario periodista Julio Martínez, al día siguiente.

Arcos destacó dos partidos más, que no aparecen en los grandes libros: un amistoso del 24 de mayo de 1962, previo al Mundial, en Viña del Mar, ciudad conmocionada con la presencia de los brasileños y de quien ya era considerado el mejor jugador del planeta. En la desaparecida cancha de Chiletabacos, Wanderers se enfrentó contra Brasil, terminando en un empate 2-2, hazaña que enorgullece a la hinchada wanderina hasta el día de hoy. Ellos lo dieron vuelta con goles de Carlos Hoffman y Eugenio Méndez.

El otro mítico encuentro se llevó a cabo el 13 de febrero de 1963 en el Estadio El Morro de Talcahuano: el Santos de Pelé jugó contra el Naval de Talcahuano, presenciado por más de 20.000 personas -según las crónicas de la época- pese a que el estadio superaba apenas los 12.000 asientos. En esa ocasión, el Santos ganó por 5 goles a 0. 

Pelé era “un atleta, que físicamente le sacaba diferencia a los demás jugadores. Los 100 metros los hacía como un velocista. Hasta pegaba patadas”, contó Arcos. Esa agresividad futbolística de la época quedó de manifiesto el día en que Humberto “Chita” Cruz le bajó los pantalones a Pelé en pleno partido, en la previa de la Copa del Mundo de México 1970, en un duelo entre Chile y Brasil en el Maracaná.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto