Gastronomía y patrimonio

Berta Brito de “La grandiosa Bertita” y suspensión de fondas por el coronavirus: “Es lo mejor que puede hacerse. Primero está la vida, y después las lucas”

La emblemática fondera aseguró, en conversación con Ciudadano ADN, que está de acuerdo con la postergación de las fondas para el 12 de febrero, y criticó el aprovechamiento de algunos comerciantes con los precios durante la crisis. “En Lo Valledor la gente está siendo correcta”, aseguró.

Por Ciudadano ADN
Jueves 09 de Jul, 2020 - 01:15
Actualizada el Jueves 09 de Jul, 2020 - 09:27

62 años de fondera, de los cuales 37 años son en el Parque O’Higgins, marcan la trayectoria de Berta Brito, dueña de “La grandiosa Bertita”, figura emblemática de un gremio que no podrá sacar cuentas alegres este 18 de septiembre: el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, ya anunció que, producto de la pandemia, baraja el próximo 12 de febrero como nueva fecha para la tradicional dieciochera.

En conversación con Ciudadano ADN, Berta se mostró a favor de la suspensión de las fondas. “Es lo mejor que puede hacerse. Primero está la vida, y después las lucas. La vida uno no la va a comprar en una farmacia, y en septiembre la curva no va a estar baja como se cree”, expresó, asegurando que “yo fui la que di la pauta. El 12 de febrero se firmó la Independencia de Chile, y esto (la pandemia) va a estar mucho mejor, aunque no al 100%, pero yo creo que le vamos a dar el palo al gato. Además, el 14 de febrero es el Día de los Enamorados”, recordó, por lo que espera una celebración doble, con empanadas y terremotos.

No es la primera vez que se suspenden las tradicionales fondas dieciocheras. “Para el 73, cuando fue el Golpe de Estado, perdimos todo”, recordó Berta, que está de cumpleaños el 19 de septiembre. “Creo que es primera vez que lo voy a celebrar en mi casa. La persona que más le han cantado cumpleaños feliz es a mí, cuando tenía la fonda oficial mi hijo grababa la música y todas las fondas chilenas, con 4.000 o 5.000 personas, me cantaban y eso era lo más lindo”, recordó.

Leer también
Imagen post
Tiempo Libre

Dueña de ”La Grandiosa Bertita” aseguró que “el terremoto destronó” a la chicha

Imagen post
Tiempo Libre

Dueña de ”La Grandiosa Bertita”: ”La presidenta Bachelet baila cueca muy bien”

Imagen post
Nacional

Municipalidad de Ñuñoa suspendió festividades de Fiestas Patrias en el Estadio Nacional

Berta también es una de las fundadoras de Lo Valledor, que lleva 50 años vendiendo frutas y verduras en el sector sur de Santiago. “Está mi feria y mi fonda, pero primero Dios ante nada, porque sin él nada somos”, expresó. Ahora, pese a que no va a vender desde octubre (“soy diabética insulinodependiente”, explica), observa con mucha pena la situación de precariedad que viven muchos en torno al espacio. “A los ciudadanos haitianos los tienen sin contrato, y van a hacer filas. Ellos también necesitan comer. No sé por qué Lo Valledor no inventa algo. La gente no debería estar afuera limosneando para trabajar”.

Pese a su encierro, la situación actual, reconoció, la tiene particularmente conmovida. “Hace dos semanas acá me noté un poco mal. Por todo lloraba. Veía cosas en la tele y lloraba. Me hablaban algo y lloraba. Han muerto muchos conocidos, un vecino de 45 años murió de coronavirus. Y yo no quiero llorar, no quiero tener pena. Dios me da la fortaleza para poder salir adelante”. Afortunadamente, dice, cuenta con una situación económica que le permite enfrentar la crisis de buena manera. “Tengo un colchoncito para dejárselo a mis hijos, a los 3, con mis 4 locales que tengo en Lo Valledor. He podido dejarlos paraditos y eso me da la tranquilidad de que estén bien y yo morirme tranquila”, dice.

Del mismo modo, critica a los vendedores que se aprovechan de la crisis, subiendo injustificadamente los precios. “Uno se puede aprovechar de estas cosas, es feo, Dios no bendice a la gente que gana con el dolor ajeno. Yo viví en el Golpe de Estado muchas cosas, y mi madre cuando murió me dijo ‘cuide lo que tiene’. Tomé las palabras de una mujer muy ignorante que no fue al colegio y no sabía leer, yo fui dos años y medio, aprendí a leer y me dijo ‘ya sabes leer, ahora me acompañas a La Vega. De ahí nos tomamos Lo Valledor. Entonces yo tengo esas enseñanzas”, contó. “Vendo una piedra pintada y la gente me la compra. Y no me ha faltado el Lysoform”, dijo, asegurando que “en Lo Valledor la gente está siendo correcta, por eso están yendo los almaceneros a comprar allá”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto