Fútbol

Habrá final soñada también en la Eurocopa: Inglaterra venció en la prórroga a una dura Dinamarca y se verá las caras ante Italia en el partido decisivo

El elenco británico sudó la gota gorda para vencer a los daneses en la semifinal disputada en Londres.

Getty
Por Claudio Caldera
Miércoles 07 de Jul, 2021 - 17:38
Compartir

En un partido con un final de infarto y lleno de emociones, Inglaterra se metió en la final de la Eurocopa 2020 tras superar en la prórroga a Dinamarca, en duelo que se disputó este miércoles en el estadio de Wembley y que terminó 1-1 en el tiempo reglamentario.

Los locales salieron a presionar y desde el principio manejaron la pelota, pero con el correr de los minutos se fueron confundiendo. No mostraban muchas ideas para abrir la ordenada defensa rival, mientras que la visita se comprimía bien y achicaba espacios en el medio.

Así se dio el cotejo hasta que en una jugada aislada Dinamarca abrió la cuenta. A los 29′ Mikkel Damsgaard pateó un tremendo tiro libre, el mejor por lejos en lo que va de la Euro. Un lanzamiento perfecto y arriba sorprendió al meta Jordan Pickford, quien nada pudo hacer para despejar el balón.

Tras cartón, los ingleses se desesperaron y con más ganas que fútbol se volcaron de inmediato en busca de la igualdad, la cual llegó en el 39′ de compromiso.

Harry Kane filtró un pase para Bukayo Saka. El del Arsenal recibió con ventaja en el área y tiró el centro por abajo buscando a Raheem Sterling. En la desesperación por sacarla, el defensor Simon Kjaer metió el balón en su propio arco.

Durante el complemento, el dueño de casa siempre fue más, pero le faltó claridad para llevarse el triunfo en el tiempo reglamentario.

La más clara llegó a los 73′ Mason Mount encaró y levantó la pelota. Parecía que era centro, pero se fue cerrando y el golero Kasper Schmeichel estuvo sencillamente espectacular para despejar.

Durante la prórroga, Inglaterra siguió buscando sin parar. Durante los primeros 14 minutos Dinamarca casi no pasó la primera mitad antes que llegara la jugada que cambiaría el partido. Sterling se pasó a todos en el área antes de recibir una falta. Harry Kane pateó el penal y lo tapó Schmeichel, sin embargo, el rebote le quedó al propio ariete con el arco de frente para que desatara la algarabía de todo el público que repletó Wembley.

De esta forma, habrá final soñada en el certamen europeo, ya que Inglaterra se verá las caras ante Italia en el partido decisivo.

 

 

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto