Conciertos y festivales

Potente arranque de temporada 2020 del Municipal

Obras maestras de Beethoven y Prokofiev, brillaron en el concierto inaugural que dirigió el director y Premio Nacional, Juan Pablo Izquierdo.

Marcela González
Por Álvaro Gallegos
Miércoles 11 de Mar, 2020 - 12:06

Como era de esperar, la figura de Ludwig van Beethoven ocupará un vistoso lugar en la temporada 2020 del Municipal de Santiago, celebrando los 250 años del compositor. Varias de sus creaciones se escucharán en el ciclo orquestal y el de piano, aunque tratándose de la única casa de ópera en el país, se echará de menos la presencia de “Fidelio”, gran ausente por décadas en las temporadas líricas en este tradicional espacio.

Muy acorde a lo que es una apertura de temporada, el concierto inaugural se inició con una de las obras más jubilosas del compositor alemán, el Concierto para Violín Op.61. En el podio, el director emérito de la Filarmónica de Santiago, Juan Pablo Izquierdo, y como solista, el concertino de la orquesta, Richard Biaggini.

El peso de Izquierdo como intérprete beethoveniano se hizo sentir con el mayor rigor una vez más. Su característico enfoque, afilado, electrizante, lleno de vigor y energía constituyó un pétreo sonoro, sobre el cual Biaggini, formado en El Sistema de Venezuela, dio cuenta de una formación profunda. No siempre solista y director coincidieron estilísticamente hablando, pero el resultado general terminó de convencer.

Para la segunda mitad del concierto, la combinación del Coro del Municipal (Jorge Klastornick, director) y los jóvenes del Coro Crecer Cantando (Andrés Bahamondes, director), se sumó a la orquesta en la que suele ser considerada la más grandiosa música de películas de todos los tiempos: “Alexander Nevsky” de Sergei Prokofiev.

El público chileno ha sido afortunado de escuchar esta obra con bastante frecuencia. Tanto el Municipal como el CEAC la programan a menudo, y al menos en las últimas dos décadas, siempre con buenos resultados. Y es que ha caído en buenas manos, y una versión del experimentado maestro Izquierdo no podía defraudar.

La emoción que produce esta obra, narrativa y visceral, se dejó caer una vez más sobre los presentes, especialmente en lo correspondiente en la vívida secuencia de la batalla sobre el hielo, y la posterior elegía de la joven que busca a su prometido entre los caídos. La siempre estupenda Evelyn Ramírez cautivó dando voz a la citada mujer, logrando un certero impacto, que tuvo su posterior catarsis en el limpio movimiento final.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto