Ciencia

Stegouros elengassen: La nueva especie de dinosaurio descubierta en Chile

Los investigadores nacionales lograron un gran hallazgo y aseguraron que se trata de un eslabón evolutivo de hace 74 millones de años.

U. de Chile
Por José Campillay
Miércoles 01 de Dic, 2021 - 16:04
Actualizada el Miércoles 01 de Dic, 2021 - 16:05
Compartir

Científicos nacionales reportaron el descubrimiento de una nueva especie de dinosaurio en Chile. La noticia fue de impacto mundial respecto a nuevos antecedentes del periodo Cretácico.

El hecho se registró en el Valle de las Chinas, en la Región de Magallanes, Patagonia chilena. Se trata de una zona inhóspita cercana al Parque Nacional Torres del Paine.

Los investigadores de la Universidad de Chile dieron con este hallazgo en febrero del 2018 luego de extraer un bloque de roca con algunos huesos fósiles. Con los primeros estudios se dio a conocer que el fósil fue preservado tras 74 millones de años.

Con los trabajos de los paleontólogos y especialistas, se logró dar con todos los huesos de este espécimen. Entre las partes rescatadas llamó la atención su cola, vista como un “arma” secreta.

Debido a la conservación del 80% de su estructura, los expertos se percataron de que no existía registro sobre esta especie. Se trataba de un descubrimiento, de una figura que aparece como eslabón evolutivo.

La especie fue bautizada como Stegouros elengassen debido a las características que presentaba. Stegouros significa ‘cola techada‘ y Elengassen es el nombre de un mítico monstruo acorazado.

Según consignaron en los informes, perteneció al Cretácico Superior. Este ejemplar da cuenta de una nueva especie de dinosaurio en Chile que posee similitudes con los Estegosaurios y los Anquilosaurio. Además, indicaron que sus medidas estaban entre los 2 metros de largo.

El Stegouros elengassen, un gran hallazgo chileno

Alexander Vargas, paleontólogo de la U. de Chile y uno de los autores principales de la investigación se refirió a este hallazgo histórico. Tras los primeros descubrimientos, previo a los estudios, reconoció que eran felices “con cualquier dinosaurio”.

Sin embargo, al ir notando sus particularidades se dieron cuenta que se trataba de algo más. “Cuando vimos la cola dijimos que no podía ser un Ornitópodo, es una locura. Tiene estas placas gigantes de hueso dérmico y eso solo lo tienen los dinosaurios acorazados”, sostuvo.

Respecto a su calificación como eslabón evolutivo, Sergio Soto, otro de los investigadores apuntó que el espécimen corresponde a un anquilosaurio transicional.

“Un eslabón evolutivo entre los anquilosaurios y otros linajes más antiguos de dinosaurios acorazados. Stegouros tiene solo algunos de los rasgos que normalmente se encuentran en anquilosaurios”.

“También tiene algunos rasgos parecidos a los estegosaurios, heredados desde un ancestro común con ellos, pero que otros anquilosaurios perdieron en la evolución”, explicó.

Cabe mencionar que con este hallazgo se logró conocer más acerca de los dinosaurios de este tipo y sus especies similares. David Rubilar, jefe del Área Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural de Chile, quien también participó de la investigación detalló la importancia de este hecho.

“Es la primera vez que podemos saber cómo era realmente un anquilosaurio sudamericano y la sorpresa es que no son como los del norte. Se había pensado que habían llegado del norte, migrando hasta Sudamérica y no, esa historia es falsa”.

 

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto