Nacional

En las playas de Caldera están prohibidos los parlantes: multas pueden llegar hasta los $272 mil

La polémica ordenanza municipal tiene divididos a los vecinos, visitantes y autoridades de la zona.

Instagram
Por Pamela De Vicenzi
Lunes 17 de Ene, 2022 - 23:49
Actualizada el Lunes 17 de Ene, 2022 - 23:51
Compartir

Prohibidos los parlantes. Playa libre de contaminación acústica. Zona de descanso. Escuchemos el sonido de la naturaleza. Si trae parlantes, sólo con audífonos”. Este es el contenido de un cartel de la playa La Virgen, ubicada en la comuna de Caldera, que se convirtió en viral.

Si bien es una ordenanza municipal vigente desde el año 2018, la polémica se desató recientemente, por lo que las autoridades debieron salir a responder.

“Esto está basado en la norma chilena 1.619 de Ruidos Molestos, en el decreto supremo 253 del Ministerio de Salud, que establece los decibeles que están permitidos durante el día y la noche. Y en el caso de las playas, que son espacios públicos, no se permiten ruidos molestos que superen en el día los 55 decibeles“, señaló la alcaldesa Brunilda González, citada por Meganoticias.

Multas, opiniones… y audífonos

En la época de verano es un clásico que algunas playas del país cuenten con música a todo volumen, especialmente si se trata de locales que buscan llamar la atención o los clásicos “teams” patrocinados por marcas. Sin embargo, el ruido mientras se toma el sol no es del agrado de la mayoría.

En la comuna de Caldera, por ejemplo, la norma que prohíbe los parlantes se aplica en todas las playas de la comuna. Sólo se pueden utilizar estos artículos electrónicos si hay un permiso municipal. Quien quiera escuchar música, lo puede hacer con audífonos.

De hecho, hay multas establecidas en la ordenanza municipal. Las personas que no respeten la normativa podrían llegar a pagar desde $163 mil a $272 mil.

Por supuesto, la polémica medida ha generado división entre vecinos y visitantes, tal como consignó Meganoticias. Un turista señaló que es “fome, porque la música alegra el ambiente, alegra a la familia”, mientras una mujer expresó que “llevar música suave no le hace mal a nadie”.

Eso sí, hay veraneantes que respaldan la ordenanza, ya que “es demasiada bulla, porque si ellos quieren escuchar su música que sea en un nivel bajo, para ellos”.

Así fue el debate que se registró en las redes sociales sobre esta prohibición de los parlantes en las playas de Caldera:

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto