Nacional

Víctimas de Colonia Dignidad piden la renuncia del ministro de Justicia y que enclave deje de ser un lugar turístico

Los exniños que vivieron en el enclave alemán señalaron que “no es aceptable que donde se torturó y se cometieron atroces abusos y masacres” se haga turismo.

Por María Paz Núñez
Con información de Bastián Ljubetic
Jueves 14 de Oct, 2021 - 09:41
Compartir

Un grupo de exniños que fueron víctimas de Colonia Dignidad solicitan la renuncia del ministro de Justicia, Hernán Larraín, argumentando que pese a que le han expuesto sus inquietudes en varias ocasiones a través de cartas enviadas a él y al Presidente Sebastián Piñera, no han obtenido respuesta ni justicia.

Al respecto, Johan Cisterna, uno de afectados, indicó a ADN que “no nos han pedido disculpas, no quieren conversar con nosotros, le hemos mandado cartas a él (Larraín) y al Presidente, por eso estamos pidiendo la renuncia, a nosotros no se nos ha dado justicia“.

En ese sentido, además apuntaron a través de un comunicado que Larraín “nunca nos preguntó que nos sucedía en ese recinto que el defendía, solo se preocupó de los victimarios y del hospital en el que también se cometían muchos de los horrores. Exigimos verdad y justicia plena. Exigimos la responsabilidad y acción de las autoridades que siguen permitiendo la impunidad, la injusticia y la opresión de la Colonia”.

Colonia Dignidad como un sitio turístico

Además, piden también que Villa Baviera deje de ser un lugar de turismo, ya que fue un sitio donde se vivió mucho sufrimiento.

“Rechazamos rotundamente las actividades de turismo de la colonia, realizadas en el casino y en otros lugares. No es aceptable que donde se torturó y se cometieron atroces abusos y masacres se siga celebrando con fanfarria estridente“, indicaron.

A esto agregaron que “ante el dolor de las víctimas que aún llevan las cicatrices de los horrores, y de los familiares que buscan sin descanso y consuelo a sus seres queridos, detenidos, torturados y desaparecidos en Colonia Dignidad”.

Finalmente las víctimas que firman el comunicado puntualizaron que “hasta ahora no hay arrepentimiento verdadero, pues el que se arrepiente debe reparar y no apropiarse de todo en perjuicio de los demás, con inaceptables justificaciones. Las indemnizaciones que se nos deben y que fueron confirmadas por la Corte Suprema el año 2013 aún no se nos pagan, porque esos nuevos jerarcas usan y abusan de las leyes para dilatar y obstaculizar el pago, no tienen ética, ni tienen empatía, sino que todo lo contrario, solo tienen la arrogancia del poder que se les permite ejercer”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto