Nacional

Corte Suprema aprueba la realización de remates en línea: ¿Cómo serán?

Debido a la contingencia sanitaria, ahora las subastas se harán por vía telemática, y cada uno de los postores deberá comprobar su identidad y sus posibilidades económicas para poder participar.

Getty Images
Por Natalia Cáceres
Lunes 25 de Ene, 2021 - 16:38
Actualizada el Miércoles 27 de Ene, 2021 - 10:51
Compartir

El Pleno de la Corte Suprema anunció que, desde los próximos días, los remates judiciales comenzarán a realizarse mediante videoconferencia, buscando prevenir las aglomeraciones y la propagación de los contagios de coronavirus.

En el acta, se establece que estos se realizarán en forma virtual o mixta (presencial y por videoconferencia) dependiendo el caso, y serán grabados íntegramente para mantener la probidad del proceso.

Se estableció además que será el Poder Judicial quién irá informando periódicamente en su sitio web la agenda con los remates programados, con el tribunal a cargo, la fecha y hora en el que se llevará a cabo, y la información referencial del inmueble.

Días antes, y en la forma y plazos que se indiquen, cada interesado en las subastas deberá demostrar que posee las garantías necesarias para ser parte. Esta información será verificada por el ministro de fe del tribunal, quien individualizará a cada participante. Si se cumple con todos los requisitos, le serán enviados a su correo electrónico la fecha, hora y el enlace para que pueda participar, y deberán tener su ClaveÚnica operativa para poder suscribirla en el acta.

Una vez que la identidad de los postores, abogados de las partes y el público que requiera presenciar la subasta sea corroborada, y encontrándose el juez o la jueza del tribunal presente, el ministro de fe realizará el llamado a remate, mediante la individualización de la causa, señalando la cantidad de postores presentes, la forma en que se verificó su identidad y la efectividad de haberse realizado la correspondiente prueba de audio y video en su caso.

Para ofertar, el postor deberá hacerlo de forma oral o escrita, con el monto y su nombre. Una vez concluida la subasta, se verificarán los datos de quién se la haya adjudicado y se le enviará un borrador del acta del remate, que deberá ser ingresada inmediatamente en la causa correspondiente a través de la Oficina Judicial Virtual para ser firmada por el juez de turno y el ministro de fe del tribunal.

Desde la Corte Suprema, valoraron las ventajas que este sistema aporta a la realización de las subastas, ya que el realizarlas de forma telemática “permite incorporar las virtudes de este tipo de instrumentos, tales como ampliar la participación a interesados que están imposibilitados de ir presencialmente al tribunal, así como también, la posibilidad de interactuar en tiempo real en igualdad de condiciones con el resto de los postores“.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto