Gastronomía y patrimonio

Empanada sin aceitunas y mote con huesillo descarozado: Las nuevas medidas para prevenir el Covid-19 en el menú dieciochero

Según expertos, estos desperdicios son posibles focos de propagación del coronavirus.

Agencia Uno
Por Florencia Couyoumdjian
Viernes 11 de Sep, 2020 - 21:16
Actualizada el Viernes 11 de Sep, 2020 - 21:19

En un inicio fue no “cucharear” el pebre como medida para frenar el contagio de Covid-19, en esta ocasión se suma como recomendación comer empanada sin aceitunas y mote con huesillo descarozado. 

Con la idea de que estos desperdicios se conviertan en focos de contagio, el profesor de ingeniería química y bioprocesos de la Universidad Católica, Franco Pedreschi, entregó una serie de consejos para adecuar la preparación de alimentos típicos de Fiestas Patrias, especialmente en aquellos productos que incluyen cuescos y huesos.

De esta manera, la empanada y el mote con huesillo encabezan la lista. “No hay evidencia de que los alimentos sean una fuente probable de transmisión del coronavirus. Sin embargo, los desechos de los productos que consumimos pueden ser una vía de enfermedades si no existe un manejo adecuado al botarlos“, destacó el experto.

Entre las recomendaciones también se suman las preparaciones de pasteles de choclo con aceitunas sin cuescos y pollo deshuesado. Según el especialista, la idea es evitar, en la medida de lo posible, cualquier desecho al consumir este tipo de platos tradicionales.

En el caso de las carnes asadas, el profesor recomendó evitar el formato de palitos desechables para preparaciones como los anticuchos, con el objetivo de no generar desperdicios que pueden contaminar a otros. Pero incentivó a usar los fierros metálicos, ya que estos pueden ser de uso individual y lavables. 

Otros consejos

En paralelo, el académico recomendó evitar que los alimentos típicos de Fiestas Patrias, como carnes asadas y empanadas, se expongan a sustancias contaminantes derivadas del exceso de cocción.

En el caso de los asados, el especialista aseguró que se debe cocinar la carne con el calor de las brasas, evitando el contacto directo con la llama, que es la responsable de producir la formación de contaminantes. 

Sobre las empanadas horneadas, Pedreschi sugirió prepararlas hasta que alcancen un color dorado en la superficie, en lugar de un tono café oscuro. Para ello, es necesario controlar la temperatura.

“Los alimentos hay que dorarlos, no recalentarlos. Esta es una regla de oro al momento de preparar productos en casa”, precisó el investigador.

En cuanto a las empanadas fritas, Pedreschi recomienda no reutilizar aceites en la preparación y no sumar “polvos de hornear” a la masa, porque aumenta el contenido de acrilamida, una sustancia que se forma en productos fritos y horneados cuando son recalentados y tienen relación con el aumento de probabilidades de tener cáncer.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto