Fútbol

Jaime Carreño y la pérdida de su hijo: “Uno agradece lo que vivió y luchó”

De regreso en Universidad Católica, el talentoso volante se prepara para volver a jugar. Él quiere quedarse en la UC, pero podría salir a préstamo pese a que el club anunció hace poco su retorno.

Por Juan Vera Valdés
Lunes 13 de Jul, 2020 - 21:00
Actualizada el Lunes 13 de Jul, 2020 - 21:29

Si bien se integró al trabajo de los cruzados hace sólo unos días, el técnico Ariel Holan ya le dijo que no estaba en sus planes. Aún así, el jugador Jaime Carreño quiere ganarse un puesto en el club de sus amores. “Uno ve a Buonanotte que parte del banco siendo un gran jugador, está César Pinares, Aued, el Nacho Saavedra, se va a recuperar el Gato Silva…Era un lindo desafío, pero me dijeron que buscara equipo para poder jugar”, contó en Los Tenores Puertas Adentro.

Al mediocampista le gustaría pelear un puesto en Católica, pero también se abre a salir a otra institución que le cumpla sus condiciones tanto deportivas como económicas.

Carreño ya estuvo en el Oriente Petrolero de Bolivia, donde sumaba progresos hasta la llegada del coronavirus y la suspensión del fútbol: “Me fui motivado por mi hijo, económicamente me venía bien el cambio, el equipo jugaba Copa Sudamericana y conocía al profe Vitamina (Pablo Sánchez). No pude hacer la pretemporada al 100%, hice cuatro o cinco viajes de emergencia a Chile por mi hijo, me costó adaptarme pero terminé jugando 11 partidos. Luego vino la pandemia justo cuando agarraba ritmo”, lamentó.

El futbolista estuvo varado en Bolivia más de un mes antes de poder regresar a Chile. La cuarentena le oscureció aún más el duro semestre que cargó este 2020 con la temprana partida de su hijo Clemente, a 29 días de nacer: “Es un tema difícil de hablar. Me emociono, duele y toca mucho a mí y a mi familia. Lo sabíamos desde la semana 26 de embarazo: mi señora tenía poco líquido amniótico y él tenía problemas en uno de sus riñones. Era 50 y 50 su probabilidad de vida, incluso nos llegaron a decir que apenas naciera no iba a vivir más de un minuto. Nos dieron la posibilidad de interrumpir el embarazo, pero somos creyentes y quisimos ver lo que pasaba. Él nació, pudo respirar y fue una alegría tremenda. Cada vez, eso sí, era complicado y al día 29, cuando dejó de existir, la decisión fue operarlo aunque había un 99% de probabilidades que no aguantaría. Finalmente decidimos desconectarlo para que estuviese tranquilo, las máquinas que tenia eran muy invasivas. Uno agradece lo que vivió y luchó. Deja lecciones, pues a veces uno se queja de cosas menores”, detalló con entereza Carreño.

Convencido de todos modos de que Clemente lo acompañará por siempre, el exseleccionado Sub 17 y Sub 20 recibió de buena gana la autorización para volver a entrenar en cancha. Realizó trabajo físico en el estacionamiento de su suegro durante las últimas semanas, pero echaba de menos más libertad para dominar el balón. “Por lo que escuché habrá que pedir ropa de entrenamiento, e ir del auto a la cancha, y viceversa al tiro para la casa. Hay que cuidarse entre todos no más y sacar lo mejor de lo malo que ha estado pasando”, señaló.

En la previa, sigue los partidos de la Premier League, de la Serie A en Italia, y también algo de hípica. En la conversación con Aldo Schiappacasse se despidió precisamente enviando un saludo a “mis amigos del Teletrak de Einstein, que también son amigos de Pablo Aránguiz”.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto