Espectáculos

Jean Philippe Cretton: “Siempre he estado un poco piteado y he dejado que esa pitiadez corra y no oprimirla”

El comunicador se sinceró en conversación con Nataly Chilet.

Instagram
Por Paulette Ruminot
Viernes 10 de Jul, 2020 - 13:30

Jean Philippe Cretton conversó con Nataly Chilet en su programa online de Instagram, donde conversó sobre varios aspectos de su vida personal y laboral.

El animador de CHV fue consultado por su estilo y la forma en que lo expresa con su pelo. “¿Es un símbolo de rebeldía para ti el tema del pelo?”, le preguntó la modelo, a lo que el músico contestó que “yo creo que sí. Hay cosas que tienden a vincularse con lo más frívolo, el pelo, la apariencia, la ropa, cosas así, que son relacionadas a ese estilo. Pero la ropa representa, en varias formas, lo que tú eres. No digo que tenga que ser ropa cara o de moda. Básicamente vestirte como tú quieres lucir, lo que quieres representarle a la sociedad“.

“Si un punky quiere andar con el pelo parado y la chaqueta de cuero, me parece la raja, pero me gusta la idea que la ropa hable algo“, agregó.

Tras esto, Chilet le preguntó si se ha sentido reprimido con los estándares de belleza y vestimenta que suelen pedir en televisión, respondiendo que “sí. Sigo un poco en esa pelea de decir que uno, independiente de como te veas, poder decir distintas cosas o plantear distintas temáticas. Siempre he estado en un tira y afloja de como vestirme, pero ahora en Chilevisión me han dejado rienda suelta. Lo encuentro la raja”.

Finalmente, sobre su futuro y nuevas posibilidades, como programas de conversación en diferentes plataformas, Crettino comentó que “estoy abierto. No sé en que plataforma, si en Netflix, la tele o la radio. Lo que me ha entregado la cuarentena es la sensación de volver a ser yo. Sentí que en un momento me dejé botado y empecé a perfilar una idea que estaba más relacionada con los códigos de la tele. Me fui empaquetando un poco, tratando de estar bien con Dios y con el Diablo“.

“Y hoy día siento que he vuelto a renacer en un espíritu que dejé abandonado en los 20, los 21, los 22, y me he reencontrado en una versión más desenfadada. Siempre he estado un poco piteado y he dejado que esa pitiadez corra y no oprimirla, o reprimirla“, concluyó.

¿Viste un error en la nota? Avísanos aquí
Lo más visto